¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SESIÓN DE CONTROLPedro Sánchez se estrena en el Congreso como presidente del Gobierno

Susbríbete a nuestra newsletter

Lo último contra el despilfarro de comida: fiambreras conectadas y con semáforo

Se llaman Smarterware y pueden enviarte un mensaje al móvil contándote que las fresas se están poniendo malas

¿Te imaginas que los tupper con restos de comida o productos frescos que guardas en la nevera pudieran avisarte por wassap de que están a punto de echarse a perder? Bueno, pues algo así es lo que ha diseñado la start-up de Chicago Ovie. Su línea Smarterware es una gama de fiambreras y etiquetas conectadas capaces de informar a sus dueños sobre el contenido de las mismas.

El funcionamiento es sencillo: guardas la comida, se lo cuentas a Alexa (un dispositivo de Amazon con reconocimiento de voz, similar a la Siri de los iPhone) y ella asigna tres posibles colores —verde, amarillo o rojo— a cada fiambrera.

El código es similar al de un semáforo. El color verde es sinónimo de que la comida está en buen estado; el color amarillo significa que, aunque sigue estando bien, hay que consumirla cuanto antes; y el rojo, que ya es "demasiado tarde".

Pero estos tupper del siglo XXI también incorporan el internet de las cosas porque Alexa es capaz de mandar mensajes al móvil informando sobre el estado de los productos que tenemos en la nevera —que las fresas se están poniendo malas, por ejemplo— e incluso sugiriéndonos recetas en las que utilizar esos productos que guardamos desde hace días y que están a punto a echarse a perder.

El objetivo de Ovie, según se puede leer en su página web, es reducir el despilfarro alimentario en los hogares —una sonrojante lacra del primer mundo— y que, a la vez, sus clientes ahorren tiempo y dinero, fomentando la comida casera. Según los datos ofrecidos por la empresa, solo con la comida que se tira a la basura en EE UU se podría llenar un estadio de fútbl americano cada día.

El código de colores de Smarterware. / OVIE

El proyecto de Ovie aún está en fase de financiación y, de hecho, cualquier persona interesada puede reservar un kit de fiambreras inteligentes a través de la página de micromecenazgo kickstarter, donde llevan recaudados más de 27.000 euros (el 80 % de su objetivo). Además de contribuir de forma altruista y de opciones más completas, Ovie ofrece la posibilidad de encargar un kit de seis fiambreras, tres etiquetas electrónicas y un dispositivo con reconocimiento de voz por 75 dólares.

Según datos de la FAO, un tercio de la producción mundial de comida se tira o se desperdicia la necesaria para alimentar a 2.000 millones de personas y ese malbaratamiento de recursos, indirectamente, supone también un despilfarro de energía y agua potable (el equivalente a 25 veces el caudal anual del río Ebro, aproximadamente). Además, si la comida que no nos comemos fuese un país, sería el tercer productor mundial de gas de efecto invernadero, por detrás EEUU y China.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?