Las bicicletas eléctricas compartidas de Uber dan el salto a Europa

La directora ejecutiva de la compañía confirma que Jump Bikes llegará próximamente a Berlín

El nuevo servicio de Uber llega a Berlín. / YouTube

En marzo de 2009, Garrett Camp y Travis Kalanick fundaban Uber. Una red de transporte privado, que comenzaba su andadura en Estados Unidos, que ha ido creciendo durante los últimos años hasta el punto de convertirse (junto a empresas como Cabify) en una alternativa a los taxis tradicionales en todo el mundo. 

Tras su éxito, la compañía ha comenzado a explorar nuevos campos. Desde Uber Eats, el servicio de entrega a domicilio de comida de la empresa, hasta Uber Air, un servicio planificado para 2020 que tiene como objetivo conectar ciudades a través de coches voladores. Entre ellos también destaca Jump, la plataforma de Uber de bicicletas eléctricas compartidas. Un servicio, que ya está vigente en Estados Unidos, que llegará próximamente a Europa.

Jump da el salto a Berlín

Según recoge la agencia de noticias Reuters, la directora ejecutiva de Uber, Dara Khosrowshahi, ha confirmado, durante una conferencia en Berlín, que su servicio de bicicletas eléctricas compartidas llegará próximamente a la capital alemana. Hasta la fecha, esta plataforma ya funciona en ciudades como San Francisco, Washington, Santa Cruz y en la región de Sacramento. Ahora, la compañía pretende dar el salto al viejo continente.

"El equipo está trabajando para llevar Jump Bikies a Berlín a finales de verano y también planeamos lanzarlo en otras ciudades en toda Europa en los próximos meses. Estamos particularmente entusiasmados con las bicicletas porque pueden proporcionar un paseo cómodo y ecológico, incluso en ciudades densas donde el espacio es limitado y las carreteras pueden estar congestionadas", ha explicado Khosrowshahi.

El auge de las bicicletas eléctricas compartidas

El desembarco de Jump en Berlín confirma el auge de las bicicletas eléctricas compartidas. Tras su éxito en China, este servicio se ha extendido a Europa y a Norteamérica, donde cada vez son más las compañías que operan en algunas de las ciudades más relevantes del mundo.

Durante el último año, ciudades como Berlín han sido testigo del auge de este tipo de mercado. Tal y como recoge Reuters, la capital alemana ha sido inundada de bicicletas de colores brillantes que compañías del mercado asiático como China Mobike, ofo y la start-up estadounidense LimeBike. Mientras las autoridades tratan de regular el número de bicicletas, Jump entra en el terreno de juego para conquistar (una vez más) las carreteras de la ciudad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?