La esquela de unas hijas a su madre: "El mundo es mejor sin ella"

Se despiden de su madre a través del periódico local

El último adiós para una mujer que abandonó a sus hijos. /

Recientemente, Gina y Jay Dehmlow publicaban las últimas palabras para su ya fallecida madre en el periódico local Redwood Falls Gazette, tal y como recoge The Washington Post. Un obituario, compuesto de cinco párrafos y 105 cinco palabras, mediante el que se despedían de una mujer que les abandonó cuando apenas eran unos niños.

El obituario, que comienza narrando el nacimiento de Kathleen Dehmlow en marzo de 1938, explica que la mujer se casó con Dennis Dehmlow cuando apenas tenía 19 años en la ciudad de Wabasso, Minnesota (Estados Unidos). Un matrimonio del que nacieron dos hijos: Gina y Jay.

Kathleen Dehmlow engañó a su marido y se marchó con su hermano

Varios años más tarde, en 1962, Kathleen Dehmlow engañaba a su marido con su hermano Lyle Dehmlow. De hecho, se quedaba embarazada del mismo y se mudaba a California (Estados Unidos) para comenzar una nueva vida. Por lo tanto, la mujer abandonaba a sus hijos, quienes se criaron por sus abuelos maternos en la ciudad de Clements, ubicada en el condado de Redwood (Minnesota).

A continuación, la publicación explica que Dehmlow fallecía el pasado 31 de mayo en la ciudad de Springfield y que, por lo tanto, ha llegado la hora de juzgarla. Tanto Gina como Jay, quienes escribieron la esquela para el periódico local, aseguran que no echarán de menos a una madre que nunca estuvo a su lado y entienden que el mundo es un lugar mejor sin ella.

El último adiós a una madre que nunca estuvo a su lado

Una esquela que se ha viralizado a través de las redes sociales, donde miles de personas han compartido este obituario hacia una mujer que nunca estuvo al lado de sus hijos: "Kathleen Dehmlow (Schiunk) nació el 19 de marzo de 1930, hija de Joseph y Gertrude Schunk de Wabasso. Se casó con Dennis Dehmlow en la iglesia de Santa Anna en Wabasso en 1957 y tuvo dos hijos, Gina y Jay".

"En 1962 se quedó embarazada del hermano de su marido, Lyle Dehmlow y se mudó a California. Abandonó a sus hijos, Gina y Jay, que fueron criados por sus abuelos en Clements. Murió el 31 de mayo de 2018 en Springfield y ahora será juzgada. Sus hijos Gina y Jay no la echarán de menos y entienden que el mundo es un lugar mejor sin ella", resuelve la esquela.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?