Así presentaba Steve Jobs el iPhone 3G hace diez años

Este lunes se cumplen diez años desde que el empresario presentara uno de los móviles más revolucionarios del mercado

Así presentaba Steve Jobs el iPhone 3G. / YouTube

El 29 de junio de 2007, Steve Jobs presentaba el iPhone. Ataviado con su clásico jersey negro de cuello alto, el director ejecutivo de Apple daba a conocer el primer teléfono inteligente de la compañía. Un smartphone que cambiaría para siempre la forma de entender los teléfonos y el modo de comunicarse de la sociedad.

Tras su éxito (llegó a vender 6,1 millones de unidades), el director ejecutivo de la compañía se presentaba un año más tarde en el WWDC 2008 con el objetivo de volver a sorprender. El 11 de junio de 2008, Jobs anunciaba el iPhone 3G. Un teléfono móvil que era promocionado como el doble de rápido que su antecesor y hasta un 50% más barato.

Diez años desde la presentación del iPhone 3G

Desde entonces han pasado diez años. Diez años en las que poco queda de aquel teléfono móvil que destacaba por su capacidad GPS, por sus datos 3G y por el conector de audio analógico. Ahora los teléfonos móviles de la compañía son todo pantalla, carecen del popular jack de 3,5 milímetros e incluso del característico botón de Apple, que desapareció por primera vez tras la llegada del iPhone X.

Pero, ¿cómo era aquel móvil? A través de una nota de prensa, Apple anunciaba el iPhone 3G como un teléfono que combinaba todas las "revolucionarias características del iPhone" con comunicación en redes 3G que duplicaba la velocidad del primer dispositivo.

Un smartphone, que incluía por primera vez la capacidad GPS, que permitía al usuario disfrutar de servicios móviles basados en la localización geográfica y que incorporaba iOS 2.0: "Con el iPhone 3G el usuario puede navegar la web, localizar ubicaciones en el mapa o examinar su correo electrónico mientras realiza una llamada telefónica".

Especificaciones del teléfono móvil

En lo que respecta a las especificaciones, este teléfono móvil de 133 gramos de peso destacaba por una pantalla de 3,5 pulgadas y una resolución de 480x320 píxeles en 163 ppp. Entre otras cosas, el iPhone 3G contaba con una cámara de dos megapíxeles, un puerto de jack 3,5 milímetros y diversos botones para apagar y encender el dispositivo, para subir y bajar el volumen y para poner el teléfono móvil en silencio.

El iPhone 3G incorporaba un procesador Samsung S5L8900 ARM11, una memoria RAM de 128 MB y una capacidad de 8 gigas de memoria en su versión más barata. Un teléfono, que saldría a la venta el 31 de julio por 199 dólares en su versión de 8 gigas y por 299 dólares en el modelo de 16 gigas, que vendería un millón de unidades en apenas tres días.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?