¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Salvini, tras conocer que el 'Aquarius' atracará en España: "Objetivo logrado"

El Gobierno italiano se negó este domingo a permitir el desembarco de los 629 migrantes

Salvini, tras conocer que el 'Aquarius' atracará en España: "Objetivo logrado" / ()

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha agradecido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la oferta de España de acoger a los más de 600 migrantes a bordo del buque de rescate 'Aquarius' de las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, a los que se había denegado el acceso a los puertos de Italia, mientras que el ministro de Interior transalpino, Matteo Salvini, ha hablado de "victoria".

"Habíamos pedido un gesto de solidaridad por parte de la UE en esta emergencia y que se hiciera cargo y que no nos dejara solos como en los últimos años", ha señalado Conte en declaraciones a la prensa, para agregar que: "No puedo sino agradecer a las autoridades españolas por haber acogido la invitación".

El nuevo primer ministro del Gobierno de coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga ha explicado que se ha ofrecido este lunes al 'Aquarius' la evacuación de las mujeres embarazadas, los menores y todas aquellas personas que estuvieran en una situación más delicada, "pero no ha habido ninguna noticia" desde el barco.

Así las cosas, ha dejado claro que su Gobierno quiere que se modifique el reglamento de Dublín que gestiona el asilo en Europa y así lo planteará en la próxima cumbre europea de finales de mes porque quiere "una Europa más solidaria" y "un reparto igual de los flujos migratorios". Asimismo, ha adelantado que se reunirá este viernes con el presidente francés, Emmanuel Macron, y el lunes siguiente hará lo propio con la canciller alemana, Angela Merkel.

Por su parte, Salvini, que fue quien anunció el domingo que Italia cerraba sus puertos a la entrada del 'Aquarius', no ha dudado en cantar "victoria" por el hecho de que España se haya ofrecido a recibir a los más de 600 migrantes a bordo.

"Evidentemente alzar la voz, algo que Italia no hacía desde hace años, compensa", ha sostenido el líder de la Liga, que también ha agradecido a Sánchez su gesto. "Si está contento, no puedo sino darle las gracias", ha afirmado, considerando que el nuevo Gobierno socialista habría querido dar una "imagen de humanidad o de izquierda" con su decisión.

Salvini ha celebrado que se haya suscitado el debate a nivel europeo y ha dejado claro que lo que busca el Gobierno es "poner fin al tráfico de personas que pone en peligro miles de vidas". Asimismo, ha indicado que el nuevo Ejecutivo trabaja ya para reducir los costes de la acogida de migrantes y solicitantes de asilo, que ha cifrado en 35 euros al día, "por encima de la media europea", y para reducir los plazos en la tramitación de las solicitudes, que pueden demorarse hasta tres años.

Por otra parte, se ha mostrado particularmente crítico con la actuación de Malta. "No es posible que el Gobierno maltés haga como si nada cuando los barcos de rescate pasan a unas millas de sus puertos", ha sostenido.

Por último, ha señalado que el Gobierno italiano también quiere seguir trabajando con Libia, puerto de partida de la mayoría de las embarcaciones, y no ha descartado desplazarse al país norteafricano próximamente para abordar la cuestión.

La CE agradece el gesto

Por su parte, la Comisión Europea ha valorado positivamente la decisión del Gobierno de España  de permitir en el puerto de Valencia el desembarco "por razones humanitarias". El comisario europeo de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, ha dicho a través de su cuenta de Twitter que se trata de un ejemplo de "solidaridad real puesta en práctica hacia personas desesperadas y vulnerables y también hacia otros Estados miembros", a la vez que ha agradecido la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Ejecutivo comunitario había instado este lunes a las autoridades italianas y maltesas a que se coordinaran para decidir cuál es el puerto al que debía dirigirse el barco de rescate de personas en el Mediterráneo 'Aquaris', que se encontraba detenido desde este domingo en un punto situado a 35 millas náuticas de Italia y 27 de Malta por orden de la Guardia costera italiana, con más de cien menores a bordo y varias mujeres embarazadas.

"Lo primero (para la Comisión) es el imperativo humanitario, estamos hablando de seres humanos, incluidos menores. La prioridad de ambas autoridades (italiana y maltesa) debe ser que estas personas reciban la atención que necesitan", ha asegurado en rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión, Margaritis Schinas.

No obstante "la Comisión no tiene competencia en la gestión de operaciones de rescate y búsqueda en el mar, ni de coordinación de las operaciones de rescate individuales", ha dicho por su parte la portavoz comunitaria de Migración, Natasha Bertaud, que ha insistido en que la legislación internacional no determina qué país debe hacerse responsable del desembarco sino que "establece criterios" para orientar esta decisión.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?