¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Interior estudia las cárceles de Zaballa y Menorca para el ingreso de Urdangarín

El cuñado del Rey podrá elegir el centro penitenciario si se presenta voluntariamente

Iñaki Urdangarin, en una fotografía de archivo. / ()

Fuentes de la Seguridad del Estado aseguran que Instituciones Penitenciarias ha estudiado las cárceles de Zaballa y Menorca como centros penitenciarios donde Iñaki Urdangarin  podría cumplir su condena. Oficialmente el Ministerio del Interior asegura que no hay nada previsto de momento aunque estas fuentes aseguran que ambas cárceles son las que reúnen las condiciones adecuadas para un preso de estas características.

La cárcel de Zaballa, en Álava, está ocupada por presos arrepentidos de ETA. Los módulos están muy controlados, no son conflictivos y la prisión esta alejada del acceso de fotografos porque no está al lado de ninguna ciudad ni urbanización. La cárcel de Menorca es una 'miniprisión', nada conflictiva y con poca población reclusa.

Lo que espera Instituciones Penitenciarias, sin embargo, es que Urdangarin se presente de forma voluntaria con lo cual el tiene la posibilidad de elegir la cárcel que más le convenga de acuerdo con sus necesidades familiares. Es lo que permite la legislación penitenciaria y como se suele actuar en la mayoría de los casos de presos comunes.

El caso de Urdangarin es especial sin embargo a pesar de ser un preso común. Es decir se puede dar la circunstancia de que su elección no sea viable porque el centro en cuestión no reúne las condiciones adecuadas en materia de seguridad o de criterios organizativos.

Así son las prisiones a las que podría ir Urdangarin

PILAR VELASCO | Madrid

La prisión de Zaballa (Vitoria) sustituyó a la vieja prisión de Nanclares de Oca y residen desde el año 2011 presos arrepentidos de ETA. Inaugurada por la entonces Secretaria de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, se encuentra muy cerca de Vitoria, donde vive parte de la familia de Urdangarin.

Una cárcel moderna, poco conflictiva, con doce módulos y 720 estancias en las que normalmente conviven dos reclusos por celda. El centro cuenta con amplios espacios sanitarios y deportivos, numerosos talleres y una capacidad de unas 2.000 personas entre presos y funcionarios.

El segundo centro que se baraja, la cárcel de Menorca, es de las menos ocupadas de España y también de las más modernas. Con apenas unos 56 internos y tiene capacidad para unos 200 reclusos. Inaugurada también en 2011, dispone de 84 celdas repartidas en dos módulos.

Fuentes de sindicatos de centros penitenciarios destacan el abandono de la sanidad en esta cárcel ya que no tiene auxiliares de clínica y solo cuenta con un enfermero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?