Màxim Huerta dimite: "Me voy para que el ruido de esta jauría no parta el proyecto"

Siete días después de ser nombrado por Sánchez, Huerta deja el cargo por un caso de fraude fiscal en el año 2006

Máxim Huerta dimite como ministro de Cultura y Deporte / ATLAS

Siete días después de ser nombrado ministro de Cultura y Deporte por Pedro Sánchez, Màxim Huerta ha anunciado su dimisión tras la polémica de su fraude fiscal de más de 218.000 euros a Hacienda en el año 2006. Pese a que Huerta se había defendido esta mañana alegando un cambio de criterio y había insistido en que no pensaba en dejar su cargo, finalmente el titular de Cultura ha presentado su renuncia.

"Llegué a este ministerio hace una semana ilusionado, pero consciente del trabajo que este país tiene por delante para recuperar la Cultura. La propuesta del presidente era un honor, pero también me hizo sentir el peso de la responsabilidad. Aceptaba un compromiso más importante que mi carrera, que mi vida personal, que mis proyectos de futuro. Y todo eso lo hacía convencido e ilusionado. Convencido de que podía servir a mi país y a la Cultura", ha comenzado.

"Eso sucedió en el pasado. Ahora tengo que mirar al futuro. Lo he hecho pensando de manera autónoma y pensando en las cosas que más creo en esta vida: la Cultura y la transparencia. Y lo hago siendo completamente consciente de que soy inocente", ha continuado Màxim Huerta, que ha reiterado que su actuación en el año 2006 "era lo común en la profesión y no era ilegal en ese momento". 

"No importa que yo no haya cometido ningún fraude fiscal o que haya pagado una multa. Importa el bombardeo, el ataque contra mí que busca minar el proyecto de regeneración y transparencia de Pedro Sánchez y no voy a permitirlo. Porque corren nuevos tiempos, tiempos en los que hasta los inocentes prefieren irse antes de que cualquier sospecha salpique a los que quieren poner un nuevo rumbo", ha defendido el ya exministro de Cultura y Deporte que ha puesto en valor el pago doble de esa multa que ha realizado a su juicio. 

"He pagado esta multa dos veces. La primera pagando lo que Hacienda me pidió con carácter retroactivo por hacer algo que no era ilegal. Y lo pago ahora, porque la inocencia no vale ante esta jauría. Para defender aquello que amas a veces hay que retirarse, y eso hago. Yo amo la Cultura y por eso me retiro. Me voy con la misma humildad con la que llegué hace siete días. Me voy agradecido por los apoyos que he tenido", ha aseverado.

"Me voy porque, como Pedro Sánchez, estoy muy convencido de que necesitamos transparencia. Transparencia hasta cuando no hay nada turbio. Esa es la diferencia con los demás. Por encima de los personal está todo lo demás, y eso hay que salvaguardarlo (...) Decía Lope de Vega 'ir y quedarse y con quedar partirse'. Me voy para no partirme yo. Para que el ruido de esta jauría no parta este proyecto", ha sentenciado Màxim Huerta, que no ha admitido preguntas tras su comparecencia.

Su defensa

"Quiero ser claro. Está aclarado, está regularizado y al corriente. No defraudé, es un cambio de criterio fiscal", con estas palabras se había defendido esta mañana el ministro de Cultura y Deportes de la información que ha publicado El Confidencial y que asegura que defraudó 218.322 euros con una sociedad montada en 2006.

Huerta había ido incluso un paso más allá y ha afirmado que no tenía pensado dimitir. "Vamos a seguir trabajando", aseguraba Huerta, que además desvelaba que Pedro Sánchez no estaba al tanto de esta sentencia de fraude fiscal y que no se lo contó antes de su nombramiento porque era un "asunto personal que estaba solucionado hace mucho tiempo".

Antes de su dimisión, Huerta explicaba que la polémica derivaba de un cambio de criterio de Hacienda y que ya asumió sus responsabilidades. "Lo asumí con transparencia, pagué lo que tocaba", ha defendido. "Cambió un criterio y en ese momento, 2009, cambié las cosas y ya está", defendía el ministro antes de conocer su cese.

La oposición había pedido su cese

Aun así, estas explicaciones no habían sido suficientes para el resto de partidos políticos. Partido Popular, Podemos y Ciudadanos han presionado a los socialistas para que el ministro de Cultura dejase su cargo. El líder Podemos, Pablo Iglesias, había pedido la dimisión "inmediata" del ministro. "España no se puede permitir que el nuevo Ejecutivo tenga ministros reprobados como los tenía el de Mariano Rajoy. No vamos a alentar comportamientos que recuerdan a los del PP", ha dicho Iglesias.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, también había afeado que Màxim Huerta no dimitiese. "Son las 9 de la mañana y el ministro de Cultura y Deporte, condenado por defraudar a Hacienda, ni ha dado explicaciones ni ha dimitido. Con qué autoridad este Gobierno va a exigir a los españoles que paguen sus impuestos", sostenía Maillo. Por su parte, Ciudadanos ya había anunciado que el grupo parlamentario en el Congreso pretende registrar una solicitud para que Màxim Huerta compareciese ante la Cámara Baja "urgentemente".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?