Alivio en el PSOE ante la situación "insostenible" de Màxim Huerta

  • Hasta primera hora de la tarde, Moncloa intentó sostener al ex ministro lanzando mensajes de continuidad
  • En las filas socialistas cundía el desconcierto

El exministro de Cultura y Deporte, Màxim Huerta, a su llegada a la rueda de prensa de este miércoles / ()

Caso cerrado. Ese es el mensaje que intentan trasladar desde el Gobierno y el PSOE y que queda claro con el mensaje de Pedro Sánchez en las redes sociales, glosando las cualidades que se echaban en falta del perfil de Màxim Huerta, la "solvencia" como "gestor cultural" del nuevo titular, José Guirao. Sostienen que la crisis se ha cerrado en "tiempo récord" y reivindican la actuación "ejemplar" frente a otros casos del Partido Popular. Pedro Sánchez, de todas formas, intentó aguantar hasta primera hora de la tarde.

Lo cierto es que durante toda la mañana Moncloa ha intentado capear el temporal. A la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, le tocó dar la cara en la rueda prensa y justificó que los problemas con Hacienda de Huerta ya estaban resueltos y hasta el mediodía Moncloa sostenía que el presidente estaba "satisfecho" con las explicaciones de Huerta. Las críticas de la oposición eran "ruido y trompetería".

Eso es lo que salía de Moncloa mientras algunos ministros y el partido veían que la situación era "insostenible". Había dirigentes que reconocían en privado que esta situación debilitaba el "potente mensaje" que había lanzado Pedro Sánchez con este gobierno. "Esto echa por tierra todo lo que hemos hecho", lamentaba un miembro de la Ejecutiva. Eran muchos los que entendían que esta era la "crónica de una muerte anunciada" por mucho que Sánchez haya intentado evitarla hasta primera hora de la tarde. Finalmente, las presiones surtieron efecto. Esas fuentes del PSOE consideran que se ha dado una "solución rápida y ejemplar a diferencia de otros casos del PP".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?