Cristiano Ronaldo evita la remontada triunfal de España

  • El equipo de Fernando Hierro se sobrepuso a todo lo que le vino, incluyendo un penalti y un error de De Gea, pero terminó empatando
  • Cristiano Ronaldo, en el 87, puso el empate después de que España remontase un 2-1

Cristiano Ronaldo celebra uno de sus goles ante España / ()

España y Portugal empataron a tres en el mejor encuentro de lo que va de Mundial. El equipo español se sobrepuso a los duros golpes de un tanto matutino y un error de su portero para remontar y terminar empatando merced al hat-trick de Cristiano Ronaldo.

Portugal comenzó como un tiro el partido y en apenas dos minutos ya había conseguido una gran ocasión de gol: un penalti. Jugada clásica de Cristiano Ronaldo que tras una bicicleta trató de marcharse de Nacho, su compañero en el Madrid metió la pierna y el luso se fue al suelo. Rocchi no dudó, pena máxima y el capitán del conjunto portugués no perdonó adelantando a su equipo.

Tras todo lo sucedido esta semana, este gol era un palo tremendo para los españoles que acusaron el golpe y estuvieron en los primeros compases del partido a merced del rival. De hecho, de no ser por las malas decisiones de Guedes en dos contragolpes, España podría haber estado aun peor.

Fue entonces cuando Diego Costa demostró porqué es tan importante en esta Selección. Mandaron un balón arriba al delantero de Lagarto para que lo pelease como sólo el sabe, se zafó de Pepe, puede que con falta, y tras varios recortes dentro del área batió a Rui Patricio con un chut cruzado. Gol vital para España que necesitaba un apoyo moral como el comer.

El tanto de 'la pantera' le dio alas a España que comenzó a jugar como lo había hecho en la fase de clasificación. Por la izquierda, entre Jordi Alba, Iniesta e Isco hacían trizas a un Cédric superado en todo momento. De hecho, el mediapunta madridista estuvo a punto de marcar el segundo gol, pero su trallazo desde fuera del área lo repelió el travesaño.

David De Gea, en el momento del segundo gol de Cristiano Ronaldo / MURAD SEZER (REUTERS)

Cuando mejor estaba España y cuando la primera parte agonizaba, la mala suerte volvió a cruzarse en el camino del conjunto de Fernando Hierro. Cristiano Ronaldo disparó desde la frontal del área un chut no muy peligroso, pero De Gea puso mal las manos abajo y el balón se le coló dentro de la portería. Tras 20 buenos minutos España se marchaba al descanso por debajo en el marcador y con un golpe muy difícil de encajar.

España, consciente de que este segundo tiempo era a vida o muerte, le metió una marcha más al partido y su esfuerzo tuvo premio a los pocos minutos. Primero con una excepcional jugada ensayada en la que Silva puso un balón al segundo palo, Busquets peinó hacia el otro lado y Diego Costa la empujó a puerta vacía.

Y casi sin tiempo para celebrarlo, tras un rechace dentro del área, Nacho convirtió la felicidad en locura cuando marcó el gol de su vida con un latigazo que tras pegar en ambos palos besó las mallas de la portería lusa. Con dos zarpazos, España había conseguido remontar un partido que se le había puesto muy costa arriba.

Trató de meter más mordiente arriba Fernando Santos para revertir la situación y dio entrada a Joao Mario y Ricardo Quaresma. Hierro, en cambio, sacó a Thiago Alcántara por Iniesta para refrescar el centro del campo.

Portugal quería pero España hacía lo que mejor sabía: controlar el partido a través de la pelota y así ir poco a poco desesperando a Cristiano y compañía que veían como el tiempo jugaba en su contra y cada vez iba más rápido.

Pero Cristiano Ronaldo nunca se rinde y en el 87, tras una falta de Piqué en la frontal del área, se sacó un misil tierra-aire que privó a España de la victoria y puso el empate para Portugal. Empate que deja a ambos con un punto y que, por tanto, tendrán que superar a Irán en las próximas jornadas si quieren estar en octavos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?