Brasil decepciona en su debut y empata con Suiza

El conjunto de Tite se adelantó con un gran gol de Coutinho pero se echó demasiado atrás y terminó dando vida a una Suiza que le rascó un punto

Neymar, desesperado durante el partido / ()

La selección de Brasil se unió a la de Argentina y Alemania y comenzó el Mundial de Rusia con malas sensaciones. El equipo de Tite empató a uno ante Suiza tras un mal partido de la pentacampeona. Coutinho, con un gran gol, adelantó a los brasileños y Zuber, de cabeza, igualó para repartir los puntos. El partido de Neymar le dio la razón a su seleccionador: todavía no está al 100%.

Aunque entre Shaqiri y Dzemaili metieron el miedo en el cuerpo a la selección carioca al poco de empezar, desde el comienzo se vio que Brasil iba a cada balón con la intensidad de un combinado que tiene un hambre tremendo por volver a ganar un Mundial.

Willian, Coutinho y Neymar aparecían en zona de tres cuartos generando muchos problemas al centro del campo helvético. Además, Paulinho siempre llegaba con peligro desde atrás y estuvo muy cerca en un par de ocasiones de adelantar a los suyos en el marcador.

Pero no fue hasta el minuto 19 cuando Philippe Coutinho inauguró el marcador con un disparo marca de la casa con rosquita y a la escuadra. Tremendo gol del jugador del Barcelona que se está convirtiendo, si es que no lo era ya, en un especialista en disparos desde fuera del área.

Con el gol, el combinado de Tite pegó dos pasos atrás para que Suiza se hiciera con la pelota y así tratar de salir a la contra con velocidad. Algo que permitió al equipo de Petkovic merodear en el área de Alisson y comenzar a crear peligro.

Tras el paso por vestuarios, un saque de esquina desde la izquierda lo aprovechó en el primer palo Zuber para empatar el partido con un gran cabezazo. Fue una jugada que no pasó inadvertida por dos detalles: principalmente porque el gol pudo no haber subido al marcador por una posible falta del goleador sobre Joao Miranda y también porque Alisson no estuvo muy espabilado y se quedó bajo palos cuando remataron en área pequeña.

El gol hizo que Brasil se pusiera nerviosa y comenzase a intentar hacerse dueña del partido cuando Suiza ya se había adueñado de la pelota y había maniatado a los mediapuntas de la canarinha. Y aunque Tite intentó hacer reaccionar a los suyos moviendo el banquillo, su equipo fue incapaz de generar peligro más allá de los disparos desde fuera del área de Coutinho, Neymar o Fernandinho, entre otros.

Sólo en los últimos cinco minutos, con dos cabezazos, uno de Neymar y otro de Thiago Silva, el cuadro brasileño logró poner en apuros a Sommer. Pero la reacción de Brasil llegó demasiado tarde y finalmente el conjunto de Tite arrancó con un punto en este Mundial. De momento, Serbia lidera el Grupo E con tres puntos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?