¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Alejandría, alocada y severa desde la época de Thaïs

Exploramos los rincones más modernos de la ciudad milenaria retratada por la ópera de Jules Massenet

"¡Alejandría, la terrible y esplendorosa ciudad en la que respiré el horrendo perfume de la lujuria!". Así se despacha el monje Athanäel con la urbe egipcia que le vio nacer en la ópera Thaïs, de Jules Massenet. Una historia en la que se mezclan paganos y cristianos, diversión y austeridad, pecado y culpa... mezclas que la ciudad más cosmopolita de Egipto ha vivido prácticamente desde siempre, desde que la fundó Alejandro Magno en su propio honor en el siglo IV a. C.

"En la época de Cleopatra y César ya era una ciudad espléndida y rica; siempre miró al exterior por ser una ciudad marinera, y fue muy plural y muy diversa, con una rica vida social e intelectual durante todo el mundo antiguo", nos explica la Catedrática de Historia Antigua y presidenta de la Sociedad Española de Ciencias de las Religiones, Mar Marcos; "fue también uno de los grandes centros del cristianismo; los obispos de Alejandría fueron muy influyentes en el siglo IV, y éste es el mundo que refleja la ópera Thaïs: el mundo de las prácticas intelectuales y culturales del último paganismo, en los que se encuentran cortesanas como Thaïs, que conviven con las nuevas corrientes del cristianismo, entre ellas la ascética, que es muy fanática, de monjes que verdaderamente quieren salvar al mundo", nos dice.

Ahora la situación es completamente distinta, pero los contrastes siguen marcando la ciudad; así que -como ya hay múltiples guías que nos detallan el circuito cultural habitual, que pasa por la moderna Biblioteca, la ciudadela de Qaitbey, los jardines del palacio Montazah y las catacumbas- aquí va nuestro itinerario para los que quieran conocer el lado más chic de Alejandría, el de las noches de diversión.

Alejandría desatada

La nueva Biblioteca de Alejandría / Getty

Monty Bar y Caesar's Palace

Uno de los enclaves nocturnos con más historia de la ciudad es el Monty Bar; se dice que el mismo mariscal británico Bernard Montgomery acudía con frecuencia, por lo que el local acabó tomando su nombre. Sus cocktails tienen fama de ser los mejores de Alejandría y quien se recline en sus cómodos sillones de cuero podrá disfrutar a diario de distintos espectáculos en directo. En el mismo hotel Steigenberger Cecil, la famosa discoteca Caesar’s Palace es sin duda el punto de encuentro de la juventud alejandrina. Música hasta el amanecer en una bella terraza con vistas.

El paseo marítimo ('corniche') de Alejandría / Getty

Byblos Restaurant

Todo el lujo del Líbano más exuberante en cada rincón de este lujoso restaurante ubicado en el hotel Four Seasons de Alejandría. Aunque muchas de las especialidades que se sirven tienen como origen Beirut, en sus delicados platos de fina porcelana se ofrece comida de todo Oriente Próximo. Si se reserva con tiempo, se puede optar a una de las mesas con vistas al Mediterráneo enmarcadas con bellas cortinas que se mueven con la brisa de la tarde. Toda una experiencia.

El hotel Four Seasons en Alejandría / Getty

San Giovanni Night Club y San Giovanni Kings Bar

Ambos completan la lista de los locales más de moda de la ciudad egipcia. El San Giovanni Night Club y el San Giovanni Kings Bar se encuentran en hotel San Giovanni y poseen también una de las vistas más espectaculares de Alejandría, directamente al puente Stanley en pleno paseo marítimo (corniche).

El puente Stanley de Alejandría / Getty

Las noches del Festival de Cine de Alejandría

En otoño la ciudad se llena de personalidades del mundo de la cultura y del cine independiente. Es relativamente sencillo conseguir entradas para los pases de las películas participantes y no del todo imposible colarse en alguna fiesta organizadas por los equipos de las cintas participantes.

El palacio Montazah de Alejandría / Getty

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?