Dinamarca roza los octavos tras el empate contra Australia

El conjunto australiano consiguió el empate gracias a un penalti pitado por el colegiado español Mateu Lahoz

Cornelius durante el partido contra Australia. / ()

Australia empató a un gol ante una mediocre selección danesa, que hasta pudo saberle a poco, y se mantiene con vida en un Mundial que, cada día, demuestra que ya no es suficiente con el peso de la camiseta. Si ante Perú ya dieron pistas de que algo no iba bien, contra Australia, los daneses confirmaron que, por el momento, no les respalda más que la magnífica racha de diecisiete encuentros sin derrota, que puede no ser suficiente para entrar en octavos.

Porque, no encuentra el equipo de Age Hareide continuidad a su juego y eso le crea problemas. Tuvo contra las cuerdas a Australia, con 20 minutos intensos en los que se adelantó y creó ocasiones, pero luego, pareció dormitar, entregó el centro del campo a los socceroos y llegó al descanso con el marcador igualado.

Su entrada en el partido le dio la ventaja a los 7 minutos, cuando Nicolai Jorgensen asistió con un precioso pase de espuela a Christian Eriksen para que la estrella danesa fusilase de media volea.

FICHA DEL PARTIDO

Dinamarca 1: Schmeichel; Dalsgaard, Christensen, Kjaer, Stryger; Schöne, Delaney; Yurary Poulsen (Braithwaitte, m.58), Eriksen, Pione Sisto; Jorgensen (Cornelius, m.72).

Seleccionador: Age Hareide (NOR)

Australia 1: Ryan; Risdon, Sainsbury, Milligan, Behich; Mooy, Jedinak; Kruse (Arzani, m.68) Rogic (Irvine, m.82), Leckie; Nabbout (Juric, m.75).

Seleccionador: Bert van Marwick (NED).

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (España). Amonestó a los daneses Yurary Poulsen y Sisto.

Goles: 1-0: m.7: Eriksen. 1-1: m.38: Jedinak, de penalti.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (España). Amonesto a Yussuf Yurary Poulsen

Incidencias: Partido de la segunda jornada del grupo C disputado en el Samara Arena ante 40.727 espectadores.

El propio Jorgensen, de cabeza, pudo ampliar la renta, pero fue Australia la que logró el empate, con un penalti señalado por Mateu Lahoz, -una histórica primera pena máxima señalada por un español a instancias del VAR- tras cambiar de opinión después de ver en las imágenes la mano de Yurary Poulsen, quien también cometió el penalti ante Perú y se perderá el próximo partido por acumulación de amonestaciones.

No mejoró el equipo de Hareide tras el paso por el vestuario y, aunque pudo marcar en un par de ocasiones del céltico Pione Sisto, quedó demasiados minutos a merced de una selección australiana que cada vez creyó más en la victoria.

Aaron Mooy, Tom Rogic, Arzani y Leckie pusieron en apuros a Schmeichel ante un equipo danés cada vez más nervioso, que llegará a la última jornada con cuatro puntos, pero sin apenas juego. Australia, mientras, sigue viva con un punto que parece mínimo, después de plantar cara a Francia y Dinamarca.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?