¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Argentina se sitúa al borde del abismo

Un error histórico de Caballero y los goles de Modric y Rakitic dejan a la Albiceleste herida de muerte en este Mundial

Willy Caballero lamenta su error en el primer tanto de Croacia. / ()

Se avecina un drama nacional en Argentina. La derrota de este jueves ante Croacia en su segundo partido del Mundial le deja con un pie y medio fuera de los octavos de final. Cayó la Albiceleste de forma estrepitosa, con fallo monumental de Willy Caballero y con un Messi eclipsado por la presión con la que juega y vive este equipo de Sampaoli que ahora depende de un auténtico milagro para no volver a casa antes de lo que todos los argentinos esperaban.

Después del tropiezo ante Islandia, Sampaoli cambió el dibujo y puso una defensa de tres con dos jugadores largos en las bandas como Salvio y Acuña. Enzo Pérez entró en el centro del campo para acompañar a Mascherano en la creación. Messi y Agüero eran las principales amenazas de una Albiceleste en cuyo banquillo estaban los Banega, Dybala e Higuaín.

Caballero y Messi. / IVAN ALVARADO (REUTERS)

Enfrente, Croacia, con menos presión tras su victoria ante Nigeria, recurría a sus habituales para tratar de acercarse a los octavos de final. Rakitic y Modric prometían un control del juego que no llegaron a tener en un choque que rápidamente se fue de un área a otra y que tuvo ocasiones para los dos equipos.

Ocasiones en las dos áreas

La primera fue una de las más peligrosas. Tuvo que emplearse a fondo Caballero para desviar un disparo con la pierna zurda de Perisic, que se había aprovechado del hueco dejado en el costado izquierdo por esa defensa de tres de Argentina. También tuvo peligro un centro de Vrsaljko que no llegaron a conectar ni Rebic ni Mandzjukic.

Argentina intentó reaccionar mirando la portería croata con sendas acciones de Messi y Agüero. Primero, el astro del Barcelona no logró bajar un balón que le venía desde su espalda. Después, un defensa tapó el disparo del delantero del City. Los acercamientos demostraron que el choque estaba destinado a ser igualado, de tú a tú, con oportunidades para ambos equipos, sobre todo, porque ninguno de ellos estaba teniendo capaciad para imponer su fútbol. Se echó algo de menos la jerarquía de Modric en Croacia. A Messi también le costó ejercer su influencia en el juego de su equipo.

Por eso, el gol rondó ambas porterías aunque sin argumentos de demasiado peso. Pudo marcar Argentina en un centro desde un costado de Acuña que pegó en la parte superior del larguero. Casi logra un gol sin querer. Todo lo contrario que Enzo Pérez, que quiso pero no pudo. Le llegó un balón rebotado en el área pero su disparo se fue a escasos centímetros del palo de la portería de Subasic.

Fue la mejor ocasión para Argentina, aunque luego también llegaron para los croatas. En una de ellas, Mandzukic apareció de nuevo a la espalda de la defensa del equipo de Sampaoli. Modric se lució con el pase pero su compañero estaba en fuera de juego. Sin finalización exitosa, la jugada no requirió la participación del VAR.

Ocasión para el croata Mario Mandzukic. / Jan Kruger (Getty Images)

"¡Ay, Caballero!"

En un partido con más emoción que fútbol, la reanudación trajo el drama para Argentina. Lo hizo desde las botas del portero Caballero. Mercado le envió una pelota mansa para que la rompiera de un derechazo pero el guardameta le pegó a la pelota de forma horrible para que Rebic la interceptara y abriera el marcador. Un fallo, a buen seguro, para la afición de la Albiceleste. "¡Ay, Caballero!", titulaba en ese momento la edición digital de 'Olé'.

Muchos seguidores considerarán incluso peor lo que vino después: Sapaoli quitó a Agüero del terreno de juego cuando había sido el jugador más peligroso de Argentina. En su lugar entró Gonzalo Higuaín. Minutos después, con algo menos de 25 para el final, fue Dybala el que saltó al campo por Enzo Pérez.

Messi tuvo momentos en que parecía que quería echarse el equipo sobre sus espaldas, pero no estuvo a su nivel. De sus compañeros, sobre todo los de la defensa, menor ni hablar.

Los nervios se apoderaron del equipo de Sampaoli, que aunque no estaba fuera del partido parecía grogui. Se aprovechó de ello el madridista Luka Modric cuando a falta de diez minutos para el final buscó posición para un disparo con pierna derecha que fulminó a Caballero y dejó a Argentina herida de muerte. El tercer gol, obra de Rakitic, solo sirvió para aumentar la pesadilla de los argentinos, que hoy no dormirán pensando en el desastre de su equipo, sobre todo de su defensa.

ficha técnica

Argentina 0: Caballero; Mercado, Otamendi, Tagliafico; Salvio (Pavón, min. 56) , Mascherano, Enzo Pérez (Dybala, min. 68), Acuña; Messi, Maxi Meza y Agüero (Higuaín, min. 54). Entrenador: Jorge Sampaoli.

Croacia 3: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic; Rakitic, Brozovic; Rebic (Kramaric, min. 57), Modric, Perisic (Kovasic, min. 82); y Mandzukic. Entrenador: Zlatko Dalic.

Goles: 0-1, min. 53: Rebic; 0-2, m.81: Modric; 0-3, m.92+: Rakitic.

Árbitro: Ravshan Irmatov (Uzbekistán). Mostró cartulina amarilla a Rebic (min. 39), Mandzukic (min. 59), Vrasljko (min. 67) y Brozovic (min. 95) por parte de Croacia y a Mercado (min. 51), Acuña (min. 85) y Otamendi (min. 87) por parte de Argentina.

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo D disputado en el Nizhny Nóvgorod Stadium ante cerca de 55.000 espectadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?