Francia y España defienden la creación de centros de desembarco de migrantes en la UE

  • Emmanuel Macron y Pedro Sánchez propondrán a sus socios de la UE la creación de centros de desembarco 'en suelo europeo' desde donde se gestione la situación de los inmigrantes y se les reparta a los países de Europa
  • Macron se ha mostrado favorable a sancionar económicamente a los países que rechacen su cuota de migrantes

Sánchez agradece a Macron su solidaridad en la decisión del buque 'Aquarius' / ATLAS

El presidente francés, Emmanuel Macron, y el jefe de Gobierno de España, Pedro Sánchez, propondrán a sus socios de la UE la creación de centros de desembarco "en suelo europeo" desde donde se gestione la situación de los inmigrantes y se les reparta a los países de Europa.

"Necesitamos un camino claro de solidaridad, no tratar caso por caso", declaró Macron en París, al término de un almuerzo en el Palacio del Elíseo con el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez.

En la conferencia de prensa conjunta que ofrecieron Macron y Sánchez, el presidente del Gobierno español se refirió también a la situación del barco Lifeline, que está en el mar desde hace más de dos días con cerca de 230 migrantes a bordo, a la espera de que algún país le autorice a atracar en un puerto seguro, ante la negativa de Italia y Malta.

En relación con los centros de desembarco para inmigrantes, Macron explicó que su propuesta, abordada ya con la canciller alemana, Angela Merkel, consiste en crear "centros cerrados en suelo europeo", en los que se tratarían los expedientes de los demandantes de asilo para agilizar los trámites y para devolver a sus países a aquellos que no gocen de ese derecho.

"Lo que discutimos mañana (en Bruselas) es que, en primer lugar, el desembarco debe respetar el principio humanitario de socorro", detalló Macron, quien dijo que su propuesta es diferente a la del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, favorable a crear "plataformas" en los países africanos de origen y de tránsito.

Según detalló el mandatario francés, la iniciativa que consensuó con Merkel son centros que se basan en lo recomendado por la ONU y bajo la máxima de que "lo más cercano es lo más seguro" para el desembarco de los inmigrantes. "Es una solución de cooperación que respeta el derecho", apreció Macron, quien alertó a no ceder a la "hipersimplificación y a la manipulación", en alusión a los populistas que gobiernan varios países.

"Es cierto que hay escepticismo, pero la clave en Europa es que haya eficacia y humanidad al mismo tiempo", agregó el mandatario, quien reconoció los fallos del actual sistema de asilo europeo de Dublín. Macron juzgó que el mal que se cierne en Europa es una "crisis política" de la que se han aprovechado los populismos y los extremismos y aseguró que "cerrar fronteras" no es la solución. "Un país como Italia no ha tenido la misma presión migratoria que el año anterior. Las llegadas han disminuido más de un 80 % por la cooperación con Libia", indicó.

Sanciones económicas para los países que rechacen su cuota

Emmanuel Macron, se mostró partidario de sancionar a los países europeos que rechacen acoger la cuota de inmigrantes que se les asigne, en alusión a la actitud de Hungría, República Checa, Eslovaquia y Polonia.

"No podemos tener países que se beneficien masivamente de la solidaridad de la UE mientras que también masivamente reivindican su egoísmo nacional cuando se tratan temas de inmigración", criticó Macron, durante una comparecencia conjunta en París con el jefe de Gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez.

Macron realizó estas declaraciones poco después de que un portavoz de su ejecutivo censurase la actitud de Hungría, República Checa, Eslovaquia y Polonia por no participar en la cumbre comunitaria informal sobre política migratoria de este domingo en Bruselas.

Polonia

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?