Mundial 2018

España se va de un Mundial en el que nadie la echará de menos

Koke y Iago Aspas fallan en la tanda de penaltis y el equipo español se marcha de Rusia tras caer con la anfitriona

Los jugadores españoles muestran su desolación al caer eliminados y los rusos celebran su pase a cuartos / ()

El Mundial de Rusia ya es historia para España. El equipo de Hierro se despide después de caer en una la tanda de penaltis en la que Koke y Aspas fallaron y en la que De Gea no paró ninguno de los cuatro que le tiraron. Antes, sólo consiguió empatar ante una rocosa Rusia y, encima, el gol español fue en propia puerta. Esta España gris y escasa de ideas se va del Mundial y lo peor de todos es que nadie va a echarla de menos. 

Revolución de Hierro en el once

Llegaron los octavos. La hora de la verdad. La del todo o la nada. La del pase a cuartos o la vuelta a casa. Y a Hierro, al que se le llevaba días tachando de inmovilista, no le tembló el pulso para darle una buena vuelta al once. Mantuvo al discutido De Gea y también a Silva. Pero se cargó del equipo titular ni más ni menos que a Andrés Iniesta. Con todo lo que eso conlleva. No sólo dentro del campo sino también fuera.

También se cayeron del equipo titular Carvajal y Thiago Alcantara. Por ellos escogió Hierro a Nacho, Koke y Marco Asensio. ¿La intención? Buscar mayor profundidad y crear más ocasiones de gol -bastantes escasas en la fase de grupos- y recuperar más rápido el balón en el centro del campo después de una pérdida.

Enfrente se encontró España a una Rusia, con Cheryshev en el banco y con las ideas más que claras de esperar atrás, no dejar ni un solo hueco -para eso colocó Chercheshov una defensa de cinco con tres centrales- y salir rápido a la contra con balones largos al gigantón Dzyuba.

Gol en propia puerta de Ignashevic

Ese plan ruso pareció irse al traste pronto. Porque apenas se habían cumplido los diez minutos de partido cuando después de una falta de Zhirkhov a Nacho que botó Marco Asensio, España hizo diana. Fue de Ignashevic en propia puerta porque el defensa ruso, en su intento de impedir el remate de Sergio Ramos, la coló dentro de su propia meta.

Pero lejos enrabietar ese gol a los anfitriones ni se inmutaron y siguieron como hasta entonces. Dejando la pelota a los españoles y esperando bien atrás. ¿Qué hicieron los hombres de Hierro? Tocar en horizontal con un ritmo lentísimo. De Busquets a Ramos. De Ramos a Piqué. De Piqué a Alba. De Alba a Busquets. Y vuelta a empezar. Se preocupó tanto España de no perder la pelota que no pensó qué hacer con ella.

Dzyuba empata de penalti

En ese estado de letargo, Rusia miró por primera vez a De Gea a la cara. Primero con un tiro lejano de Golovin y después con un saque de esquina que terminó con una mano de Piqué dentro del área. Fue tan clara que no admite ni una mísera protesta. Penalti claro. Dzyuba no falló y consiguió el empate cuando el primer tiempo ya moría.

En el segundo acto España tuvo el mismo mando que en la primera parte pero sin ningún plan aparente más allá de tocar a un lado y al otro. “Es imposible hacerlo tan mal con jugadores tan buenos”, llegó a decir Álvaro Benito en ‘Carrusel Mundial’.

Igual de oscuro lo vio Hierro porque a los veinte minutos, mucho antes de lo que él suele, cambió cromos. Primero entró Iniesta por Silva y apenas cinco minutos después Carvajal por un malherido Nacho. Diez minutos más tarde el que se marchó fue Diego Costa y el que entró Iago Aspas.

Se intentó ya a la desesperada. Con balones colgados -justamente cuando Diego Costa, el que mejor caza una bola ahí dentro, ya estaba sentado en el banco-, con tiros lejanos -a punto estuvo Iniesta de acercar con un tiro ajustado al palo derecho de Akinfeev- y desde las esquinas. Hasta tres córners seguidos sacaron los hombres de Hierro… Nada de nada funcionó y con el 1-1 en el marcador se terminó el partido.

En la prórroga, más de lo mismo. España, con el dominio,la pelota y con la intención desesperada de acercarse a la meta rival y con Rusia bien cerrada y esperando a que pasasen los minutos.

La última bala, la del cuarto cambio en la prórroga, la utilizó Hierro sacando de la cancha a Asensio y mandando dentro a Rodrigo. Fue Rodrigo el que a falta de diez minutos para el final protagonizó la acción más peligrosa con una internada por la banda derecha.

Para colmo, a cinco minutos para el final, después de un saque de falta, cayó dentro del área Piqué. Pidieron desesperados todos los españoles, los que estaban en el césped del Estadio Olimpico de Luzhniki y todos los que estaban en su casa, penalti. Lo revisó el VAR pero mandó seguir.

Sin acierto, en la tanda de penaltis

Llegó entonces la tanda de penaltis. ¿Qué pasó? Marcó Iniesta (1-0) Marcó Smolov (1-1). Marcó Pîqué (2-1). Marcó Ignashevich (2-2). Falló Koke (2-2). Marcó Golovin (2-3). Marcó Ramos (3-3). Marcó Cheryshev (3-4). Falló Iago Aspas (3-4). No tuvo Rusia siquiera que tirar el quinto. 

España se despide así de un Mundial en el que nada fue bien. Ni antes -al quedarse sin seleccionador dos días antes del inicio-, ni durante -no tuvo en ningún partido una idea clara- ni en el último momento -en la tanda de penaltis-.

FICHA TÉCNICA:

EFE

España: De Gea; Nacho (Carvajal, m.70), Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba; Busquets, Koke; Isco, Silva (Iniesta, m.66), Marco Asensio (Rodrigo, m.104); y Diego Costa (Iago Aspas, m.80).
Seleccionador: Fernando Hierro.


Rusia: Akinféev; Mario Fernandes, Kutépov, Kudriashov, Ignashévich, Zhirkov (Granat, m.46); Zobnin, Kuziáev (Erokhin, m.97); Samédov (Chéryshev, m.61), Golovín y Dzyuba (Smolov, m.65).
Seleccionador: Stanislav Cherchésov.


Goles: 1-0, m.11: Ignashévich en propia puerta. 1-1, m.41: Dzyuba.
Tanda de penaltis: 1-0: Iniesta. 1-1: Smolov. 2-1: Piqué. 2-2: Ignashévich. 2-2: Koke falla. 2-3: Golovin. 3-3: Ramos. 3-4: Chéryshev. 3-4: Aspas falla.
Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Piqué (40) por España; y a Kutépov (54), Zobnin (71) por Rusia.
Incidencias: encuentro de octavos de final del Mundial 2018, disputado en el estadio Luzhnikí lleno, con 78.011 espectadores, 3.000 de ellos españoles. El rey Felipe VI y el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, encabezaron la relación de autoridades del palco de honor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?