¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La nueva ley de copyright europea, a votación: ¿de qué manera te afecta?

La Eurocámara vota este jueves la directiva sobre derechos de autor en el mercado único digital

La nueva ley de copyright europeo afecta principalmente al usuario. /

Este jueves, el Parlamento Europeo vota la nueva directiva sobre derechos de autor en el mercado único digital. Desde que la Comisión Europea la propusiera por primera vez en septiembre de 2016 como actualización de la directiva vigente, esta polémica iniciativa, duramente criticada por los defensores del software libre y de personalidades como Tim Berners-Lee, ha ido superando numerosas barreras hasta llegar a la Unión Europea.

Hace apenas unas semanas, la también conocida como 'Link Tax' era aprobada por la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo por 15 votos a 10. Una decisión que nos traslada hasta el punto actual, en el que los eurodiputados tendrán que decidir si esta iniciativa pasa al Consejo Europeo, donde se valorará su aprobación, o si deberá dar un paso atrás y modificar algunos de sus artículos más polémicos.

¿Por qué es tan polémica? Así son los artículos 11 y 13

Este nuevo reglamento, que tiene como objetivo suceder al aprobado en mayo de 2001, destaca por dos controvertidos artículos que supondrían un recorte a los derechos de los usuarios en Internet y que pondrían en peligro proyectos como la Wikipedia. Dos artículos, el 11 y el 13, que podrían acotar uno de los únicos rincones libres del mundo: Internet.

El primero de ellos, el artículo 11 (una especie de Canon AEDE a nivel europeo), aborda el uso digital de las publicaciones de prensa. Un canon a las noticias y a los enlaces mediante el que se prohíbe compartir (durante los 20 años después de la creación) un trozo de una noticia o material periodístico de cualquier tipo de contenido que esté protegido bajo licencia de derecho a copia.

Por lo tanto, para poder vincular un artículo de prensa como fuente en una plataforma como Wikipedia o a un agregador de noticias como Menéame, la página web tendría que pedir permiso a cada uno de los editores de prensa: "Se tendrá que enlazar a un sitio web de noticias de una manera que satisfaga las limitaciones y excepciones de las leyes de los 28 países que forman la UE, o se tendrá que obtener una licencia". Una medida que tiene como objetivo que las plataformas online paguen una tasa por enlazar a los editores de noticias y que puedan así obtener unos ingresos que les permita ser sostenibles

Mientras tanto, el artículo número 13 insta a las diferentes páginas web a vigilar el contenido que suben los usuarios a su plataforma para asegurarse de que no vulneran los derechos de autor. Para ello, el reglamento pretende que las diferentes compañías incorporen filtros automatizados que impidan la subida de contenidos que violen los derechos de autor. Es decir, los proveedores de contenido pasan a responsables de los mismos.

Por lo tanto, la aplicación de estos dos artículos podría cambiar por completo la forma en la que navegamos por Internet y cómo compartimos información con terceros. Entre otras cosas, podría convertir a Wikipedia en una plataforma menos rigurosa (ya que los editores no podría vincular artículos o enlaces de terceros al artículo en cuestión) e incluso acabar con agregadores de noticias como Menéame o Reddit, entre otros.

¿De qué manera afecta a los usuarios?

En declaraciones a Cadena SER, la política alemana del Partido Pirata de Alemania y miembro del Parlamento Europeo desde el 2014, Julia Reda, nos ofrece los efectos directos de la aprobación de esta ley sobre los usuarios de Internet. Entre otros, la eurodiputada destaca algunos como la reducción de la libertad de expresión de los usuarios en las redes sociales y de la pluralidad mediática.

Bajo su punto de vista, aplicar el canon a las noticias y a los enlaces provocaría que los usuarios dejaríamos de ver tantas noticias en las redes sociales como lo hacemos a día de hoy. Por consiguiente, estaríamos menos informados y sujetos a tan solo unas pocas fuentes de información. Una medida que afectaría sobre todo a agregadores de noticias y a plataformas como Wikipedia, quienes no podrían compartir los enlaces de terceros sin haber pedido permiso antes a los editores.

Por otro lado, tal y como apuntan desde el blog de Wikimedia, las tecnologías de filtrado automático que propone la Unión Europea podrían convertirse en herramientas de vigilancia masiva. Por lo tanto, esta nueva directiva afectaría a la privacidad de cada individuo como a la libertad de expresión de los usuarios de Internet.

En definitiva, la nueva directiva pretende que nadie se aproveche de un contenido con derechos de autor sin una autorización previa. Por esa misma razón insta a todas las plataformas a controlar, filtrar y censurar mediante algoritmos todos los contenidos que suban sus usuarios. Unos algoritmos que, al igual que sucede con las fotografías en las que aparecen pezones en redes sociales como Facebook o Instagram, podrían censurar contenido totalmente lícito por considerarlo fuera de lugar. Una decisión que ha causado mucha polémica y que se somete a votación a lo largo de este jueves.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?