¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La fiesta de la democracia llega al PP

  • Por primera vez en la historia de la formación conservadora votan sus militantes. Aunque solo se han inscrito 66.706 de los más de 860.000 que dicen tener
  • Las candidaturas favoritas son las de Cospedal, Sáenz de Santamaría y Casado. Todos en el PP están nerviosos por ver qué dos nombres pasan a la final del Congreso Extraordinario
  • En Génova temen un empate. Creen que si la diferencia entre el primero y el segundo es grande, se buscará la integración. Pero si esta no se logra, se vivirá “una gran presión“ para que el que gane en la votación de los afiliados, se imponga también en la de los compromisarios

Las urnas para la votación en las primarias del PP /

La fiesta de la democracia llega al PP. Por primera vez en la historia de la formación conservadora van a votar los militantes. Aunque lo harán muy pocos. En un partido acostumbrado al ‘dedo divino’, las primarias se han convertido en todo un experimento interno. Así se han inscrito solo 66.706 afiliados de los más de 860.000 que los populares dicen tener censados. Es un 7,6%. Una cifra inferior incluso a la que registró cuando la formación conservadora celebró sus congresos regionales. Y hay quien duda de que, al final, acudan tantos, teniendo en cuenta las vacaciones y la falta de movilización.

Además, hay seis candidatos para elegir al sucesor de Rajoy. Aunque solo tres de ellos parten como favoritos en la mayoría de las Comunidades Autónomas. Por un lado está María Dolores de Cospedal. En las filas conservadoras dicen que ha hecho muy buena campaña. Creen que ha sabido conectar con la gente, con mensajes de defensa de España, de apoyo a las victimas del terrorismo, recordando sus principios... “Este es el partido de centro derecha español sin ningún complejo y con todo el orgullo y esos valores que siempre hemos defendido van a estar en el frontispicio de todo lo que hagamos en nuestra formación”, ha repetido por doquier la exsecretaria general.

CADENA SER

En los primeros puestos también se encuentra Soraya Sáenz de Santamaría. Antes no le gustaba que el president del Parlament se refiriera a ella por su nombre. Pero ahora lo ha usado para presentarse como una compañera más. En su campaña se ha vendido como el mejor cartel para volver a la Moncloa. Se apoya en que las encuestas la dan como favorita entre los votantes del PP. Además ha rehuido batallas con los otros candidatos. Ha preferido atacar Pedro Sánchez. Su vídeo desde el aeropuerto, dirigiéndose al presidente del Gobierno, se hizo viral. "Estamos camino de Almería. Vamos a la farmacia porque Antonio (Sanz) tiene jaqueca. Pero para dolor de cabeza, el que le vamos a dar a Sánchez, no va a haber paracetamol en el mundo", comentó la exvicepresidenta.

Y, por último, está Pablo Casado. El exportavoz de los populares ha utilizado la guerra entre ambas dirigentes para buscar el respaldo de las bases. Siempre confrontando su proyecto de unidad con la división que ellas representan. Aunque, según él, no le han puesto nada fácil el camino. Por eso ha denunciado en numerosas ocasiones que le han puesto muchas “zancadillas”. “Hay que pedir más que nunca que haya libertad de voto, que no haya presiones, que ninguna provincia se deje etiquetar”, ha reclamado.

En la lista también figuran Jose Manuel García Margallo, Elio Cabanes y Jose Ramón García Hernández, más conocido por Joserra. Todos esperan obtener un resultado digno que les permita jugar sus cartas de cara al futuro.

El proceso

Abrirán más de mil sedes del PP. En todas ellas habrá interventores del partido pero también estarán los gerentes para “garantizar la limpieza” del proceso. Y lo previsto es que se pongan dos urnas. Una para elegir al candidato favorito para presidir el PP. La otra para escoger a los compromisarios, que son un total de 3.184. Estos serán quienes les representen en el Congreso Extraordinario que se celebra los días 20 y 21 de julio

La papeleta de votación / PP

Son decisivos. Sobre todo en caso, de que las dos candidaturas más respaldadas, pasen a la final bastante empatadas. En la dirección nacional conservadora cuentan que si la diferencia entre el primero y el segundo es grande, se buscará la integración. Pero si esta no se alcanza, en el PP auguran “una gran presión“ para que el que gane en la votación de los afiliados, se imponga también en la de los compromisarios. En las filas conservadoras creen que hay que tratar por todos los medios que no haya dos resultados distintos.

La papeleta de votación de los compromisarios / PP

En todos los sitios habilitados, además, se podrá votar desde las nueve y media de la mañana hasta las ocho y media de la tarde. El recuento se centralizará en Génova y no saben aún si los resultados estarán pronto. Dicen que esperarán porque la situación es muy delicada y lo quieren tener todo bien atado antes de anunciar nada.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?