La Eurocámara tumba la nueva ley de copyright europea

El Parlamento Europeo vota en contra de la polémica directiva sobre derechos de autor en el mercado único digital

El Parlamento Europeo rechaza la directiva. / ()

El Parlamento Europeo ha votado en contra de la polémica directiva sobre derechos de autor en el mercado único digital. Una iniciativa, propuesta por primera vez en septiembre de 2016, que ha sido duramente criticada por los defensores del software libre y de personalidades como el fundador de la World Wide Web Tim Berners-Lee, quienes denunciaban que su aprobación supondría un importante recorte a los derechos de los usuarios en Internet.

La nueva ley de copyright europea, a votación: ¿de qué manera te afecta?

Los eurodiputados tendrán que decidir si esta iniciativa pasa al Consejo Europeo, donde se valorará su aprobación.

Todo ello debido dos polémicos artículos (el 11 y el 13) que han sido fundamentales para que los eurodiputados se hayan posicionado en contra de la iniciativa. Artículos mediante los que se favorecía la creación de una especie de Canon AEDE y que instaría a las empresas a monitorizar lo que los usuarios suben a las plataformas para proteger los derechos de autor. La votación, en la que han participado un total de 527 eurodiputados, se ha resuelto con 278 votos a favor, 318 en contra y 31 votos en blanco.

¿Y ahora qué?

Dado que la Eurocámara no ha aprobado el texto, la directiva sobre derechos de autor en el mercado único digital tendrá que volver a la Comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo. Apenas unas semanas después de haber sido respaldada en este mismo escenario por esta por 15 votos a 10, la iniciativa vuelve a la Comisión, donde tendrá que volver a ser debatida en un nuevo borrador.

Tras llegar a un consenso, la nueva directiva volverá a la Eurocámara, donde los eurodiputados tendrán que decidir una vez más el futuro de Internet. Según ha dado a conocer el Parlamento Europeo, la iniciativa volverá a ser sometida a votación entre el 10 y 13 de septiembre. Allí, los eurodiputados tendrán que decidir si la directiva sale adelante y llega al Consejo Europeo, donde se valorará su aprobación.

¿Por qué es tan polémica? Así son los artículos 11 y 13

El primero de ellos, el artículo 11 (una especie de Canon AEDE a nivel europeo), aborda el uso digital de las publicaciones de prensa. Un canon a las noticias y a los enlaces mediante el que se prohíbe compartir (durante los 20 años después de la creación) un trozo de una noticia o material periodístico de cualquier tipo de contenido que esté protegido bajo licencia de derecho a copia.

Por lo tanto, para poder vincular un artículo de prensa como fuente en una plataforma como Wikipedia o a un agregador de noticias como Menéame, la página web tendría que pedir permiso a cada uno de los editores de prensa: "Se tendrá que enlazar a un sitio web de noticias de una manera que satisfaga las limitaciones y excepciones de las leyes de los 28 países que forman la UE, o se tendrá que obtener una licencia". Una medida que tiene como objetivo que las plataformas online paguen una tasa por enlazar a los editores de noticias y que puedan así obtener unos ingresos que les permita ser sostenibles

Mientras tanto, el artículo número 13 insta a las diferentes páginas web a vigilar el contenido que suben los usuarios a su plataforma para asegurarse de que no vulneran los derechos de autor. Para ello, el reglamento pretende que las diferentes compañías incorporen filtros automatizados que impidan la subida de contenidos que violen los derechos de autor. Es decir, los proveedores de contenido pasan a responsables de los mismos.

Después de haber sido rechazada por el Parlamento Europeo, los desarrolladores de la iniciativa tendrán que volver a valorar estos y otros artículos y crear una nueva directiva que pueda ser aprobada por la Eurocámara. Por lo tanto, estos dos artículos (los dos más polémicos) podrían ser modificados para que la ley salga adelante.

¿De qué manera afecta a los usuarios?

En declaraciones a Cadena SER, la política alemana del Partido Pirata de Alemania y miembro del Parlamento Europeo desde el 2014, Julia Reda, explica que la aprobación de estos dos artículos supondría la reducción de la libertad de expresión de los usuarios en las redes sociales y de la pluralidad mediática.

Bajo su punto de vista, aplicar el canon a las noticias y a los enlaces provocaría que los usuarios dejaríamos de ver tantas noticias en las redes sociales como lo hacemos a día de hoy. Por consiguiente, estaríamos menos informados y sujetos a tan solo unas pocas fuentes de información. Una medida que afectaría sobre todo a agregadores de noticias y a plataformas como Wikipedia, quienes no podrían compartir los enlaces de terceros sin haber pedido permiso antes a los editores.

Por otro lado, tal y como apuntan desde el blog de Wikimedia, las tecnologías de filtrado automático que propone la Unión Europea podrían convertirse en herramientas de vigilancia masiva. Por lo tanto, la directiva contará con la negativa de la mayoría del pleno a menos que se modifiquen estos polémicos artículos que vulneran la libertad de los usuarios de Internet.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?