¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DIRECTOPedro Sánchez anuncia que se ampliará la prórroga forzosa del alquiler de 3 a 5 años

El Gobierno estudia dar 100 euros más de beca a los alumnos con menos recursos

El ejecutivo ha presentado la propuesta, adelantada por la Cadena SER, al Consejo Escolar del Estado y el Consejo General de Política Universitaria que han debatido el Real Decreto para el curso que viene

El texto definitivo deberá ser aprobado por el Consejo de Ministros. /

El Ministerio de Educación y Formación Profesional pretende que los alumnos con rentas más bajas reciban 100 euros más beca el curso que viene. Estos estudiantes pasarían a ingresar 1600 euros en la parte fija de la beca en lugar de los 1500 que cobran ahora. La medida afectaría únicamente a lo que están en el nivel 1 de renta, el de ingresos más bajos, y podría beneficiar a unos 250.000 alumnos universitarios y no universitarios, según cálculos del ministerio, un 35% del total. En el nivel 1 se incluyen, por ejemplo, las familias de tres miembros con unos ingresos máximos de 10.660 euros anuales. Educación calcula que ese aumento costará unos 10 millones de euros que saldrán del presupuesto previsto para becas y que , asegura, pretende aumentar en próximos ejercicios.

La propuesta - adelantada por la cadena SER - ha sido presentada este jueves a la Conferencia General de Política Universitaria, donde están representadas las comunidades autónomas, y al Consejo Escolar del Estado , el máximo organo consultivo en educación, que reúne a la comunidad educativa: sindicatos docentes, asociaciones de estudiantes, de padres, patronal de centros privados y el propio ministerio.

A la salida del Consejo Escolar el director general de planificación y gestión educativa, Diego Fernández Alberdi, ha reconocido que había poco margen de maniobra para mejorar las cuantías a estas alturas del año, con el actual sistema de ayudas y un presupuesto cerrado (1.470 millones fijado por el PP).

Alberdi se ha comprometido ante los consejeros a revisar el modelo de reparto de las ayudas al estudio a partir de septiembre: "Reformar el modelo ahora hubiera supuesto un retraso en el pago de las becas y es algo que no queremos", ha explicado a los periodistas. "Hemos decidido continuar con la tramitación del Real Decreto del anterior Gobierno y hacer pequeños retoques. En septiembre se va a abrir una negociación, un diálogo, con toda la comunidad educativa para, el curso siguiente (2019 - 2020 ), poner en marcha un nuevo modelo de becas que esté de acuerdo a lo que cree el nuevo equipo del ministerio y a lo que reivindica la comunidad educativa", ha añadido el director general. En una nota de prensa el departamento de Isabel Celaá explica que su intención es activar el curso que viene el Observatorio de Becas "con el fin de revisar el modelo actual y analizar los puntos de mejora".

Los 100 euros adicionales para los estudiantes con menos recursos son la única novedad que el ministerio ha incluido en el proyecto de Real Decreto de becas para el curso que viene respecto al que presentó el PP. Los socialistas mantienen la rebaja de la nota del 5,5 a 5 que ya anunció Méndez de Vigo para la beca de matrícula. También un incremento para los alumnos con mejores notas.El PSOE se había opuesto, hasta ahora, a vincular las ayudas al rendimiento académico ya que siempre han defendido que el objetivo de las becas es que nadie deje de estudiar por motivos económicos.  El PP fijó ese incremento entre 125 y 200 euros para quienes tuvieran más de un 8,5. El actual Gobierno podría revisar esas cantidades y destinar precisamente parte del dinero de estas becas de excelencia a los alumnos con rentas más bajas. El texto definitivo sobre las becas deberá ser aprobado por el Consejo de Ministros.

Los estudiantes han lamentado una subida tan limitada en las cuantías: "100 euros -para los alumnos con menos recursos -  es bastante pobre, muy escaso, son 10 euros al mes para cada estudiante. Esto no soluciona el problema del sistema de becas, no aumenta en equidad y no es la reforma que queríamos", ha señalado Carles López, presidente de CANAE. La confederación junto a los sindicatos Comisiones Obreras, UGT, STES y la asociación de padres CEAPA han emitido un voto particular en el que han pedido la retirada del proyecto porque dicen "persiste en un modelo que compromete la igualdad de oportunidades". Además se han presentado distintas enmiendas solicitando el aumento de las cuantías hasta equiparalas a las que había en el curso 2012-13, antes de que el PP reformara el sistema.

"Lo que se gasta en becas el ministerio es tanto como lo que reconoce en  los Presupuestos Generales del Estado que va a dejar de ingresar por bonificaciones y  deducciones a la enseñanza privada. Nos parece escandaloso", ha apuntado Miguel Recio de la Federación de Enseñanza de Comisiones Obreras. Recio ha señalado también que no esperaba grandes cambios en las ayudas para el curso que viene a pesar del cambio de Gobierno: "Lo que han hecho es manejar, yo creo que al máximo, las condiciones que han heredado que son muy rígidas y prometer que en septiembre se van a sentar con la comunidad educativa para cambiar el marco. Si no cumplen la promesa será cuando entonces tengamos que decir algo pero a mí no me ha defraudado porque sabíamos de donde partían".

Nicolás Fernández, Presidente del sindicato ANPE, también ha celebrado ese compromiso de revisar el actual sistema de becas: "La situación para el curso que viene queda prácticamente como estaba pero sí hay ese compromiso para , a partir de septiembre , trabajar en un nuevo proyecto, revisar los umbrales de renta...". Fernández ha señalado que la subida de 100 euros propuesta por el Gobierno para los alumnos con menos recursos es "ridicula""simbólica"  aunque también cree que es un primer paso para aumentar las becas en el futuro.

La cuantía de las becas ha caído un 20% de media, según los últimos datos de los rectores, desde 2013 cuando el PP reformó el sistema. Ese 20% ha supuesto unos 500 euros menos al año para los becarios en un momento de grave crisis económica y en el que además se han subido las tasas hasta un 60% según la comunidad autónoma . En su último informe la Conferencia de Rectores (CRUE) cifró en más de 200.000 los alumnos que habían visto perjudicadas sus expectativas con el nuevo modelo. Fuentes de la CRUE estiman en 178 millones de euros al año lo que costaría equiparar la dotación a la que los universitarios recibían hasta el curso 2012- 2013.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?