Valverde llega al Tour en 'versión gregario'

El murciano ha dejado claro que el objetivo en el Tour de Francia 2018 es ganarlo con Movistar como equipo, porque su oportunidad personal "ya se ha pasado"

Alejandro Valverde analizó en rueda de prensa en el hotel de su equipo que "casi todo el mundo sabe su papel". "Nairo Quintana y Mikel Landa están muy bien y yo vengo bien, por eso ahora ellos pueden tener más opciones",dijo.

"Venimos a hacer un gran trabajo y a ganar. Será difícil, pero contamos con un gran equipo para lograrlo", dijo. Sobre los pitos con los que fue recibido el británico Chris Froome (Sky) en la presentación de equipos, el murciano afirmó que "no da gusto, es una pena".

"Pero también creo que eran conscientes de que podía ocurrir. Hay que llevarlo como vienen las cosas", dijo. En este sentido mostró su confianza en que a partir del comienzo de la carrera se "empiece a hablar del Tour y nada de lo antideportivo".

Sobre la presencia de un trío de líderes en el Movistar, con él mismo junto a Nairo Quintana y Mikel Landa, deseó que "sobre todo gane un Movistar", aunque situó a Quintana en primer lugar, a Landa en segundo y finalmente a él.

"Los tres tenemos que ser inmortales y a ver si nos tenemos que pelear entre nosotros para ganar", recalcó. Al respecto de su momento de forma, subrayó que llega bien, "sobre todo después del último Tour, que fue bastante malo para mí", dijo,

"2018 está siendo bueno y al Tour llego con ganas e ilusión, pero son 21 días y aunque esté bien puede pasar de todo", añadió. El principal temor de todos se centra en las nueve primeras etapas en las que "se trata de no perder el Tour, porque son nueve días bastante complicados".

"Los primeros días son carreteras con muchas isletas y todo el tiempo al lado del mar, aunque no se prevé mucho viento, pero habrá que estar atentos y habrá más tensión. Luego vendrá el Muro de Bretaña donde los de la general tendremos que estar atentos", comentó.

Y para el final dejó la etapa de Roubaix con el pavé, donde el objetivo será "intentar no perder el Tour, pero hay que tener suerte porque el problema es si pinchas o te caes, que no puedes pasar y es difícil solucionarlo".

Sobre los adoquines, destacó, "lo importante es el grupo entero" y para ello el resto de sus compañeros, como Benatti, Rojas, Amador o Soler tienen "mucha experiencia". "Es quizás de las primeras semanas más complicadas de los últimos años, al menos sobre el papel", aseguró.

La reducción de un corredor por equipo en todas las pruebas "en 21 días se puede notar bastante". En el Giro de Italia, la primera gran carrera disputada con ocho ciclistas, ofreció "muchas sorpresas" y hubo gente que "se hundió en la última semana". Además se vio "a un Froome sin tanta superioridad y que era como los demás salvo un día".

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?