Desmantelada una red internacional por el robo de 324 coches en España

Los vehículos se han recuperado en 17 países y hay 24 detenidos

Cada año se roban en Europa casi 700.000 vehículos. /

La Guardia Civil, junto con las policías alemana, polaca, austríaca y marroquí, coordinadas por Europol, ha detenido a 24 miembros de varios grupos criminales dedicados al robo de vehículos y ha recuperado 342 coches sustraídos en España y matriculados ilegalmente en 17 países.

Según ha informado hoy la Dirección General del instituto armado, las detenciones de estas 24 personas en Alemania, Marruecos y España es el resultado de una investigación que comenzó en 2016 el Grupo de Delincuencia Organizada del Automóvil de la Unidad Central Operativa (UCO).

Fue en esa fecha cuando los agentes realizaron un exhaustivo y laborioso análisis de los cerca de 70.000 vehículos robados que figuraban en España y comprobaron que un gran parte de ellos había sido matriculados en varios países de la Unión Europea y en Marruecos.

Operación internacional 

Se constató que Marruecos era el país con más coches matriculados en su territorio y robados en España, con 121, por delante de los 60 en Alemania o los 50 en Francia, hasta un total de 17 países.  Varios de los investigados ya habían sido detenidos en España por hechos similares en 2012, en concreto cinco personas que ahora han sido arrestadas en Alemania, donde se dedicaban a sustraer vehículos y documentaciones originales de otros coches.

En Polonia falsificaban contratos de compraventa y la documentación que debía acompañar a los vehículos, para lo que utilizaban impresoras profesionales que les permitía obtener copias prácticamente idénticas a las originales.

El último paso para darle salida a los vehículos robados era hacer un reportaje fotográfico de los coches para ponerlos a la venta en webs especializadas en el mercado de ocasión de Alemania y Polonia principalmente, siempre a un precio ligeramente por debajo del de mercado para hacerlo más atractivo.

Falsificación de contratos de compraventa 

Otra de las organizaciones también desarticuladas estaba asentada en Fráncfort, desde donde varios de su miembros, de nacionalidad rumana, viajaban a España en avión haciéndose pasar por turistas. Una vez en nuestro país, acudían a distintas empresas de alquiler de automóviles donde contrataban vehículos de alta gama, supuestamente para utilizar durante su estancia en España.

Desde ese momento, la organización disponía de un vehículo de varios miles de euros con documentación y llaves originales y solo les quedaba transportarlo por carretera hasta Alemania, donde falsificaban contratos de compraventa y lo rematriculaban en alguna oficina de Tráfico germana.

Todo el proceso se llevaba a cabo durante la duración del contrato de alquiler para aprovechar que el vehículo estaba "limpio" y no figuraba como sustraído en ninguna base policial, de tal manera que lo registraban con una nueva documentación legal en el país elegido.

Modus operandi

Así, y de forma temporal, coexistían tanto en España como en Alemania dos vehículos matriculados con el mismo número de bastidor. Finalmente, la casa de alquiler interponía una denuncia cuando comprobaba que el vehículo arrendado no había sido devuelto. Tras falsificar su documentación, era trasladado por carretera hasta los puertos de Algeciras o Tarifa para transportarlos en barco hasta el continente africano. Ha quedado acreditado por los investigadores que más de la mitad de los robos producidos en toda España de ese modelo concreto, estaban matriculados en Marruecos.

La Guardia Civil subraya que cada año se roban en Europa casi 700.000 vehículos de todo tipo, de los que solo se consigue recuperar algo más de la mitad. España contribuye a esa estadística con cerca de 40.000 sustracciones

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?