Casado descarta unir fuerzas con Santamaría y recuerda que el 63% de los afiliados no la votaron a ella

"Con Cospedal me unen unos principios, unos valores y una estructura de partido con la que me siento identificado", afirma

Pablo Casado, que ha quedado segundo en la primera vuelta del proceso interno del PP para elegir al nuevo líder del partido, durante la rueda de prensa ofrecida esta noche en la sede de Génova, en Madrid, para valorar los resultados de la votación. / ()

El candidato a la presidencia del PP, Pablo Casado, ha descartado unir fuerzas con la también candidata Soraya Sáenz de Santamaría y ha recordado que el 63 por ciento de los afiliados e inscritos no la han apoyado a ella, pues no han votado la candidatura que por "estrecho margen" ha quedado en primer lugar.

Precisamente, ha destacado que hay dos candidaturas, la suya y la de Santamaría, que han quedado "a apenas un 2% de diferencia" y que el resto de candidaturas sumaron "casi un 30%". "Hay una desinformación sobre el proceso y las normas de este congreso. Escuchar a los mismos que las han aprobado criticarlas es un poco complicado de entender", ha apuntado Casado, al tiempo que ha explicado que el Congreso "tiene dos vueltas, con el mismo cuerpo electoral y los mismos inscritos".

Así lo ha manifestado este sábado en declaraciones a los medios tras participar en un homenaje a las víctimas del terrorismo en el Parque del Retiro de Madrid, donde ha incidido en que "no se pueden cambiar a mitad de partido" y que "hay que jugar la segunda parte". "Esto es como una 'pole position', en la primera vuelta se selecciona a las dos personas que tienen que ser votadas para luego elegir cuál va a ser el presidente", ha destacado.

Santamaría insinúa que podría ofrecer la Secretaría General a Pablo Casado / Atlas

Por eso, ha subrayado que las normas del congreso las propusieron "aquellos altos cargos de la dirección nacional que ahora están apoyando que haya una lista de unidad". "No digo que no haya una unidad, he sido el primer candidato que dijo que esta candidatura era la de todos, pero los afiliados tienen que decidirlo en el congreso", ha comentado.

Ante la posibilidad de que Saénz de Santamaría le ofreciera la Secretaría General del PP, Casado ha respondido que no ha "llegado hasta aquí para que no cambie nada". Así, ha añadido que su modelo de partido "no es para hacer lo mismo con los mismos", sino para "recuperar una buena base electoral de 11 millones de votos".

Además, Casado ha señalado que si no gana va a estar con quien gane "de forma leal y sin pedir nada a cambio". "Nos han mandado a la oposición y si queremos volver al Gobierno lo de menos son las normas del congreso, que están para cumplirse. Hay que decirle a los españoles que vamos a cambiar algunas cosas", ha sentenciado.

"No me he presentado para un cargo ni para hacer lo mismo con los mismos. Si alguien se ha presentado a este congreso para mantener su estructura de poder no es mi caso", ha indicado el popular, destacando que hay que dejar a "todo el mundo" decidir "con la cabeza y con el corazón".

Valores y principios comunes con Cospedal

Para el candidato a la presidencia del PP, los candidatos que no han pasado el corte tienen su "máximo respeto". En concreto, ha asegurado que con María Dolores de Cospedal comparte "una idea" de lo que quiere que sea el partido y "de lo que hay que hacer en el futuro en España".

"Con Cospedal me unen unos principios, unos valores y una estructura de partido con la que me siento identificado. Al igual que al resto de compromisarios intentaré convencerles de que este proyecto es el suyo, que se pueden sentir integrados y que quiero hablar de futuro, de lo que hace falta en España", ha comentado Casado.

Además, ha destacado que quiere "contar con los mejores" y con gente "con mucha experiencia" para conseguir que "vuelvan los 3 millones de votos que se fueron".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?