¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Multa a un restaurante por echar a dos clientas borrachas e inconscientes

Las mujeres tomaron hasta ocho chupitos de un licor coreano en apenas 35 minutos

El establecimiento ha sido multado con 1.400 euros. /

Un restaurante australiano ha sido multado por la Independent Liquor & Gaming Authority (ILGA), después de que varios miembros de su personal echaran a dos mujeres borrachas e inconscientes en la calle. Los hechos, que tuvieron lugar el pasado mes de noviembre, han salido a la luz tras la resolución del caso, que condena al restaurante a unos 1.400 euros.

Tal y como recoge la BBC, el suceso tuvo lugar el pasado 9 de noviembre en un restaurante coreano situado en Sidney. Un grupo compuesto por tres mujeres que se tomó hasta ocho chupitos de licor de Soju coreano en apenas 35 minutos. Mientras que una de ellas se mantuvo en pie, las otras dos quedaron inconscientes sobre la mesa.

El restaurante echó a las mujeres inconscientes

Tras ver el estado de ambas mujeres, tal y como relatan las fuentes locales, los camareros del establecimiento y otros comensales decidieron sacar a la pareja del restaurante y depositar sus cuerpos inconscientes sobre la acera. Según el informe de la ILGA, una de las mujeres llegó a vomitar mientras la sacaban del local. A pesar de ello, el gerente no llamó a las asistencias técnicas para que ayudaran a las mujeres.

Tuvieron que pasar varios minutos hasta que dos policías locales, que se encontraban de patrulla en los aledaños del establecimiento, descubrieron a las mujeres inconscientes. Gracias a ello, la patrulla contactó con los servicios de emergencia, que acudieron al lugar de los hechos en cuestión de minutos para socorrer a las mujeres.

Una multa de unos 1.400 euros

En su informe, un representante de la ILGA ha denunciado que el local no cumplió con sus obligaciones a la hora de prevenir el mal uso y el abuso del alcohol. A pesar de que las mujeres se encontraban en claro estado de embriaguez, los camareros siguieron atendiendo a las mujeres con botellas de soju. De hecho, el informe aclara que, durante estos 35 minutos, las mujeres se balanceaban y luchaban por sentarse derechas en la mesa.

Por esa misma razón, la ILGA ha decidido establecer una multa de 2.200 dólares australianos (unos 1.400 euros al cambio) para el establecimiento. Por otro lado, las autoridades también han establecido que el restaurante deberá contar con un guardia de seguridad que cuente con el certificado de Servicio Responsable de Alcohol (RSA) a partir de las 20.00 horas para evitar que este tipo de casos se vuelvan a repetir.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?