¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Starbucks acaba con las pajitas de plástico: esta es la alternativa

La compañía anuncia que las pajitas desaparecerán a partir de 2020

La alternativa a las pajitas de plástico. /

Cada vez son más las empresas que muestran su preocupación por el medioambiente. A lo largo de 2018, compañías como Lidl, que ha eliminado las bolsas de plástico en Madrid, Cataluña y Baleares o Coca Cola, que se comprometía a reciclar una botella o lata usada por cada nueva que se venda, han lanzado multitud de campañas con una responsabilidad medioambiental.

Todo ello para hacer frente al plástico, un material que ha sido señalado como el gran causante de la contaminación. La última compañía en sumarse a esta tendencia ha sido Starbucks. La multinacional estadounidense ha dado a conocer, a través de un comunicado, que prescindirá de las pajitas de plástico a partir de 2020: "Starbucks anuncia hoy que eliminará las pajitas de plástico de sus más de 28.000 establecimientos en todo el mundo para 2020".

Más de mil millones de pajitas al año

Según ha revelado la compañía, esta decisión supondrá la eliminación de más de mil millones de pajitas de plástico al año. En su lugar, Starbucks ofrecerá una tapa reciclable, diseñada por la ingeniera de la compañía Emily Alexander. Bajo el punto de vista de la empresa estadounidense, la tapa reciclable se ha convertido en estándar en la mayoría de bebidas, por lo que han decidido apostar por ella de cara al futuro.

La tapa reciclable se convertirá en el accesorio predeterminado para todas las bebidas heladas excepto para el Frappuccino, que se servirá con una pajita hecha de papel o plástico compostable desarrollado a partir de almidón vegetal fermentado u otro material sostenible. Los clientes que prefieran o tengan la necesidad de beber con pajita, podrán solicitar una hecha a partir de materiales alternativos que puede ser utilizada con cualquier bebida fría.

Vancouver y Seattle, las primeras ciudades en probar el nuevo envase

La ingeniera ha asegurado que todavía existe potencial para desarrollar y mejorar la tapa a través de una nueva gama de materiales compostables de plástico y otro tipo de materiales sostenibles. De hecho, Starbucks ha invertido 10 millones de dólares (unos 8,5 millones de euros) en un concurso que busca desarrollar una taza caliente totalmente reciclable y compostable.

Por otro lado, y como parte del plan para reducir la cantidad de envases, la compañía ha comenzado a animar a los clientes a que traigan su propio vaso. Los primeros en probar la nueva tapa serán los clientes de Vancouver (Canadá) y Seattle (Estados Unidos), donde el pasado 1 de julio entró en vigor una ley que prohibía a los servicios de alimentación ofrecer pajitas y utensilios de plástico en sus tiendas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?