Los enfermeros denuncian el recorte de 14.000 camas en verano

El recorte en el número de camas y de profesionales es un "notable deterioro" en la atención que se presta a los ciudadanos

Cama de la habitación de un hospital de Zaragoza. / ()

El sindicato de enfermería Satse ha denunciado el cierre de, al menos, 14.000 camas en los distintos centros hospitalarios españoles durante los meses de verano, así como la disminución del número de profesionales y de servicios.

En su opinión, según ha explicado en una nota, el recorte en el número de camas y de profesiones supone un "notable deterioro" en la atención que se presta a los ciudadanos. Ha criticado que, un año más, las distintas administraciones sanitarias aprovechen el verano para ahorrarse dinero a costa de la atención a los ciudadanos.

No es admisible, han señalado, que se ponga el cartel de "cerrado por vacaciones" a hospitales y centros de salud durante tres meses mientras los ciudadanos siguen necesitando sus servicios", han apuntado.

El cierre de las camas, ha explicado el sindicato conlleva un aumento de las listas de espera médicas y quirúrgicas; la paralización de pruebas diagnósticas; las altas de forma precipitada, y el amontonamiento de pacientes en los servicios de Urgencias.

Satse ha calculado que en Andalucía se cerrarán más de 2.400 camas; en Extremadura unas 350; en Asturias cerca de 400; en Baleares más de un centenar; en Euskadi más de 1.000; en Castilla-La Mancha cerca de 400; en Murcia casi 300; en Madrid unas 1.500 y en Castilla y León más de 400 camas.

En La Rioja ha contabilizado 50 camas menos; en Navarra alrededor de 200; en Canarias más de cien; en Cantabria más de 40; en Galicia, más de 900; en Aragón cerca de 400; en Cataluña más de 2.300 y en la Comunidad Valenciana, unas 3.000.

Además del cierre de camas, los centros hospitalarios cuentan con un menor número de enfermeros y fisioterapeutas, al no sustituirse convenientemente a los profesionales que se van de vacaciones.

En el caso de atención primaria, un alto porcentaje de centros de salud cierran sus puertas por las tardes en verano lo que supone un nuevo obstáculo para el ciudadano a la hora de querer hacer efectivo su derecho a la salud cuando lo necesite, ha denunciado el sindicato.

Satse reconoce que durante la época estival desciende algo la presión asistencial en determinados centros o unidades, pero ha matizado que esta disminución no es ni mucho menos proporcional a la reducción de los recursos humanos y servicios que se realiza desde las administraciones sanitarias.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?