Mandzukic mete a Croacia en la final

El delantero de la Juventus se viste de héroe y mata a Inglaterra con un gol en la prórroga

Croacia e Inglaterra tras el final del partido / ()

Croacia será el segundo finalista de este Mundial de Rusia. Tras un intenso partido sin demasiadas oportunidades, un gol de Mandzukic en la prórroga mete a su equipo en la final de este domingo contra la Francia de Grizmann, Mbappé y compañía. 

Los chicos de Zlatko Dalic vencieron con más garra y corazón que con físico y juego. El partido empezó mal para sus aspiraciones. Un tempranero gol de falta de Trippier condeno a Croacia a recurrir a la heroica y darle la vuelta al marcador, algo que no resultó nada fácil. 

El gol fue un gran acierto de Inglaterra. Modric comenzó el partido desafiante, mirando a la portería de Pickford, pero a los cinco minutos del comienzo, el madridista tuvo que hacer una falta cercana al área a Delle Alli, quien se marchaba solo para encarar a Lovren y plantarse delante de Pickford. Esa falta habilitó a Kieran Trippier para que con un formidable golpeo, y la falta de visión de Subasic, abriera el marcador y pusiera las cosas difíciles a Croacia, que durante buena parte del partido vio como sus aspiraciones se truncaban ante el planteamiento de Southgate.

Inglaterra, por delante en el marcador, planteo un partido serio y rocoso. Los croatos no pudieron dar salida al buen juego que le había llevado hasta esta semifinal. La selección de los Tres Leones impusieron su juego vertical y vertiginoso, evitando que el partido se jugase en el centro del campo, donde Modric y Rakitic son los principales expertos.

Inglaterra celebra su gol en el minuto 5 / SERGEI CHIRIKOV (EFE)

Los Three Lions tenían claro el plan, y durante esos primeros minutos estuvo más cerca el segundo gol que el empate. Con un Croacia sin balón y dormida, Harry Kane pudo castigar a la selección de Croacia, con una doble oportunidad clarísima que acabó con el balçon increíblemente repelido por la madera, con Subasic vendido tras parar el primer disparo del delantero inglés. A pesar de todo, el resultado se mantuvo hasta el descanso. Apenas algunos arrebatos de Rebic fueron todo el discurso ofensivo de un equipo que no halló al Modric brillante de otras ocasiones.

Para la segunda parte se esperaba que jugadores con el carácter de Rebic y Mandzukic y la jerarquía de Modric y Rakitic se mostrasen revulsivos y se cargasen a su equipos a sus espaldas. Así llegó la mejor oportunidad hasta el momento de Croacia. Perisic, tumbó a Walker con una buena bicicleta para estrellar el balón al palo. 

En el siguiente ataque, hacia el minuto 68, cuando ya a algunos les temblaban las piernas, Perisic no perdonó y remató con la punta de la bota un centro medido desde el lateral de Vrsaljio. Croacia ponía el 1-1 y se reabrió el envite, la semifinal y el deseo de hacer historia. Por la parte croata, por poder disputar su primera final mundialista. Por la parte inglesa, por reaparecer en la ronda definitiva tras haberlo hecho en 1966.

Stones recomendó calma desde el eje, pero Southgate aderezó la partida con otro velocista, Marcus Rashford, aunque la semifinal no la pudo decantar ningún futbolista en 90 minutos.

Ya en el tiempo de descuento trató de hacerlo John Stones, con un poderoso cabezazo que apaciguó Vrsaljko mediada la primera parte de la prórroga. Y poco después Mandzukic, ante un muslo salvador de Pickford.

El atacante del Juventus condensó en sí toda la gloria en un mágico minuto 109. Tras un sutil cabeceo de Perisic encontró el balón donde quería: presto para fusilar con su zurda a Pickford en una acción que convierte a Croacia en finalista. Estrenará esa condición este domingo, ante el equipo de Francia, con la convicción de poder tumbar también al vencedor de la edición de 1998. Ésa en la que Croacia firmó la segunda página más relevante de su historia.

La historia del conjunto ajedrezado pudo eternizar, ya así, al grupo capitaneado por Luka Modric, como en 1998 a Davor Suker, Robert Prosinecki y compañía; pero, coincidiendo con el vigésimo aniversario de aquel bronce, la 'Generación del 2018' merecedora de un lugar todavía más preeminente en la memoria del fútbol croata.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?