Anderson sorprende y se cuela en las semifinales de Wimbledon tras vencer a Federer

El sudafricano logró la machada tras más de cuatro horas de encuentro por 2-6, 6-7 (5), 7-5, 6-4 y 13-11

Federer abandona la pista 1 de Wimbledon tras su derrota / ()

Kevin Anderson logra un hito histórico en Wimbledon. Tras más de cuatro horas de partido, el sudafricano ha logrado derrotar a Roger Federer por 2-6, 6-7 (5), 7-5, 6-4 y 13-11. El de Johannesburgo salvó una bola de partido e hizo lo que parecía imposible, batir al suizo en lo que es casi su casa, la hierba de Londres. 

Todo cambió en el tercer set, con 5-4 para el de Basilea, y sirviendo el sudafricano, cuando un tiro de revés de Federer se fue a la red. El número dos del mundo perdía su oportunidad de cerrar el partido y tener un billete para las semifinales tras dos horas de encuentro. El punto fue decisivo, y más si se tiene en cuenta que nunca había caído en Wimbledon habiendo tenido un punto de partido. A partir de ahí todo fue cuesta abajo para el suizo.

Federer perdió la confianza. Su juego de ataque desapareció. Se quedó anclado en el fondo desde donde Anderson estaba fuerte, seguro y confiado en su revés. El suizo no se movía hacia adelante, no quería ir a la red. Para colmo cometió una doble falta, la primera suya en el partido, en el 11-11, bola de rotura. El africano luego  no falló a la hora de la verdad, y el rey aería en los cuartos de final de su Gran Slam por excelencia, de su castillo, donde no perdía un solo partido desde las semifinales de 2016, contra Milos Raonic.

90 minutos fue el tiempo que duró el último y definitivo set. Con un Ferderer mermado físicamente tras ganar los dos primeros sets, y confiando únicamente en su servicio, la gran batalla quedó cerrada con un punto en el que servía Anderson.

Federer en el último punto del partido antes de caer eliminado frente a Kevin Anderson / Michael Steele (Getty Images)

Por su parte, el sudafricano alcanza las semifinales del torneo por primera vez en su carrera y se enfrentará a Novak Djokovic. Lejos queda ya para Anderson la remontada que el serbio le hizo en el 2015, quizás una de sus grandes frustraciones. La victoria de hoy contra Federer, la primera en cinco encuentros, después de no haber podido ganarle un solo set antes, le supo a gloria.

"Una gran actuación por mi parte. Aún queda mucho tenis por jugar. Ganar aquí a Federer va a ser algo que voy a recordar", dijo Anderson tras ganar al ocho veces campeón de Wimbledon, que este año ya no podrá ganar por novena vez el título en el All England, e igualar así con la estadounidense de origen checo Martina Navratilova. Tampoco hacerse con su título 99. La de este miércoles es la segunda afrenta sobre hierba en menos de tres semanas, tras caer en la final de Halle con el croata Borna Coric.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?