¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cena Santamaría-Casado: muchas fotos y risas pero sin avances

  • Los colaboradores del exvicesecretario cuentan que no habrá lista de integración
  • Los de la exvicepresidenta dicen que anoche, con esta celebración, se vio que el PP está “deseando seguir unido”
  • La candidatura de Casado vende “una estrategia conjunta” con Cospedal
  • La de Santamaría no se cree los números y menos aún el día en que varias voces del partido viran hacia ella

FOTOGALERÍA | Los candidatos a la presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, durante la cena del Grupo Popular celebrada en Madrid. / ()

Anoche el Grupo Popular se fue de cena de verano a un restaurante del centro de Madrid. Allí se pudo ver a Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado sentados en la misma mesa. Estuvieron separados por el portavoz en el Congreso, Rafael Hernando. Salvo cuando este intervino para señalar a los suyos que su partido siempre ha sabido ponerse en pie y seguir adelante en los momentos difíciles.

Entonces, como los populares ya han aprendido que una silla vacía es como un muro, los candidatos se juntaron bien para hacerse unas cuantas fotos bastante sonrientes. Pero eso no significa nada porque al término de la celebración, los colaboradores del exvicesecretario contaron que no iba a haber integración. Piensa ir hasta el final. Mientras, los de la exvicepresidenta decían que ya se vería “qué pasa” en el futuro porque en esta fiesta de ayer lo que se demostró es que hay una formación “deseando seguir unida”.

De ese modo, cada uno estuvo fiel a su guión. Aunque los que les rodean no saben si con lo que hablaron les bastó o si aún piensan mantener una reunión oficial. Desde luego lo que no habrá es debate. En Génova comentaban que ellos están para “el control de daños” y, por eso mismo, no iban a permitir que sus compañeros “se descuartizarán en prime time”.

A este encuentro también fue María Dolores de Cospedal. Para ese momento, los colaboradores de Casado ya habían explicado que llevaba con ella “una estrategia conjunta”. Y es que no se debe olvidar que la exsecretaria general controla unos 1.200 compromisarios de los 3.184 que deben ir a votar los próximos 20 y 21 de julio al Congreso Extraordinario.

Una cita que habrá que ver quién gana. Algunos dirigentes populares hablan de “empate técnico” y en la dirección nacional no se quieren imaginar ese escenario. No quieren ni pensar cómo sería la ruptura del PP si no logran resolver esta situación o si quien gane no sale lo suficientemente legitimado.

Por eso todos están pendientes ahora de la pelea por los delegados. Sobre todo porque aquellos que rodean a Santamaría no se creen los números de sus contrincantes y menos aún el día en que varias voces del PP viraron de Cospedal hacia la exvicepresidenta. Y es que tanto el presidente de Ceuta, Juan Vivas, como el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán tuvieron el gesto de desvelar el nombre de su sucesor y ella era. No van a ser los únicos. En las próximas horas se pronunciarán otros cargos conservadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?