¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Podemos propone crear un delito de acoso sexual en la calle

Plantea eliminar el abuso y tipificar en un solo delito las agresiones sexuales sin consentimiento

Podemos presenta su proposición de Ley de Protección Integral de la libertad sexual y para la erradicación de las violencias sexuales. / VÍDEO: ATLAS

El Grupo Parlamentario de Unidos Podemos del Congreso registró este miércoles su proposición de Ley de Protección Integral de la Libertad Sexual y para la Erradicación de las Violencias Sexuales, que, además de eliminar la distinción entre abusos y agresión para cobijar bajo este segundo tipo cualquier acto sexual sin consentimiento, crea un nuevo delito leve de intimidación sexual en la calle.

La propuesta de Unidos Podemos prevé incluir un artículo en el Código Penal que estable una multa de tres a nueve meses o entre 31 y 50 días de trabajos comunitarios para quien “se dirija a una persona en vía pública con proposiciones, comportamientos o presiones de carácter sexual o sexista que, sin llegar a constituir trato degradante ni atentado contra la libertad sexual, creen para la víctima una situación intimidatoria”.

Las diputadas de Podemos llevan desde el mes de enero trabajando con juristas y feministas en esta ley contra las violencias sexuales. Empezaron antes de que se conociese la contestada sentencia de La Manada. Es una ley integral que incluye reformas legales, protección y atención a las víctimas, prevención y concienciación.

Sobre la modificación del Código Penal, la formación propone que haya un único delito de agresión sexual, desaparece el abuso. En línea con el Convenio de Estambul, la definición del delito se centra en la falta de consentimiento de la víctima, no en la violencia ni intimidación y elimina la exigencia de la resistencia al ataque.

Tras la polémica y contestada sentencia de La Manada, Podemos crea también un nuevo tipo penal: la agresión sexual colectiva. En la actualidad la agresión en grupo está considerada en el Código Penal como agravante.

Es una ley integral que va más allá de las reformas legales y recoge medidas de protección y recuperación de las víctimas. Una de las novedades en este aspecto es que no será necesario presentar denuncia ante la policía o el juzgado para ser considerada víctima y poder acceder así a la protección y atención terapéutica. Bastará con el parte médico o un informe de los servicios sociales.

También pide el derecho a una reparación física, psíquica y social con ayudas económicas a las mujeres en situación de exclusión social. Y es una ley que ampara a las víctimas también fuera del ámbito de la pareja o expareja a diferencia de la ley integral contra la violencia de género.

Podemos se alegra de haber escuchado ayer a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, cuando mostró su voluntad de modificar el Código Penal para que solo el sí expreso sea consentimiento, pero considera que ese breve mensaje fue “un poco superficial” y "no pasó de un tuit".

Creen que su documento “concreta mucho más” y es una “ley integral” que propone “un cambio de paradigma”, puesto que no se reduce a un cambio en el Código Penal y “puede ser punta de lanza”. Por ello, confía en el apoyo del PSOE.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?