Si tienes una de estas bicicletas de Decathlon, no la vuelvas a usar

La compañía ofrece un cambio de bicicieta o un rembolso a cambio de los productos afectados

La multinacional francesa alerta sobre un fallo en sus bicicletas. /

"Te rogamos que no vuelvas a utilizar tu bicicleta". A través de un comunicado publicado en su página web, la multinacional francesa Decathlon ha pedido a sus clientes que dejen de utilizar los modelos de bicicletas plegables BFOLD500 y la BFOLD700 adquiridas entre el 1 de enero de 2013 y 31 de diciembre de 2016. Todo debido a un fallo en el cuadro que podría poner el riesgo a los ciclistas.

En la nota informativa, la compañía explica que su equipo ha constatado que el cuadro plegable podría romperse por la bisagra durante el uso. Por esa misma razón, y con el objetivo de evitar cualquier accidente, Decathlon ha decidido a retirar tanto la BFOLD500 y la BFOLD700 de sus establecimientos e incluso de la página web.

La compañía alerta sobre un posible defecto en las bicicletas. / Decathlon

La compañía te ofrece un cambio de bicicleta o reembolso

A pesar de que este fallo no afecta a todas las bicicletas, la compañía ha decidido retirar todas ellas por seguridad: "Te invitamos a que nos traigas tu bicicleta plegable para que te la cambiemos por una bicicleta nueva de las mismas características". En caso de que no quieras una bicicleta nueva, la compañía también te ofrece la posibilidad de recibir un reembolso por el valor actual de la bicicleta en el mercado.

Por lo tanto, si encuentras el código 1481091 o el 583698 en tu bicicleta, es recomendable que la lleves a tu establecimiento Decathlon más cercano para solventar tu problema. En caso de que tengas cualquier duda al respecto, la multinacional ha habilitado un teléfono (900 100 903) mediante el que obtendrás la respuesta a cualquier pregunta respecto al tema.

De la Sladda a la BFOLD500

El pasado mes de mayo, Ikea ordenaba la retirada de todas sus bicicletas 'Sladda' debido a un defecto técnico en la correa de transmisión. En base a un estudio llevado a cabo por un proveedor de componentes, la compañía llegó a la conclusión de que existe la posibilidad de que la correa de transmisión pueda romperse repentinamente y provocar una caída.

De hecho, la multinacional sueca llegó a recibir varios informes que registraban este tipo de incidentes. Incidentes que llegaron a causar "dos lesiones menores". Por esa misma razón, Ikea instó a los distintos usuarios de la compañía a devolver su bicicleta a la tienda de Ikea más cercana para obtener un reembolso completo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?