El Gobierno buscará la complicidad de los alcaldes de PP y Podemos para sacar los Presupuestos Generales del Estado

Hacienda atenderá la reclamación de los ayuntamientos y les dará margen para que puedan destinar parte de su superávit a gasto social

Pedro Sánchez y la alcaldesa de Madrid, en una imagen de archivo. /

La aprobación de los Presupuestos Generales de 2019 es el principal objetivo del Gobierno en este momento porque de ellos depende la duración de la legislatura. Para intentar sacarlos adelante, una de las bazas que va a jugar el Ministerio de Hacienda es la de los ayuntamientos. El departamento que dirige María Jesús Montero buscará la complicidad de los alcaldes de Podemos y del Partido Popular porque, según confirman a la SER fuentes de ese Ministerio, tienen intención de dar margen a las corporaciones locales para que puedan destinar parte de su superávit a gasto social.
El cambio legal (que lleva meses bloqueado en el Congreso) requiere más tiempo, pero Hacienda sí que puede facilitar puntualmente para 2019 este balón de oxígeno, una reivindicación fundamental de los ayuntamientos de Podemos, especialmente de Madrid, y que sitúa a los alcaldes del PP, en vísperas de las municipales, en una tesitura: tener que justificar que pierden capacidad de gasto porque no se aprueban las cuentas de Pedro Sánchez.

En el Ejecutivo son conscientes de la dificultad. Están muy pendientes de si el Congreso del PP lo gana Pablo Casado o Soraya Sáenz de Santamaría aunque, a priori, piensan que con ella puede ser más fácil la interlocución.

En lo que coinciden distintas fuentes del Gobierno es que Ciudadanos está enrocado en el no. Lo han comprobado con las negociaciones de la RTVE y también con los tanteos que, sin éxito, han hecho desde las áreas económicas. Esas fuentes consideran que Albert Rivera no tiene intención alguna de estirar la legislatura y prefiere que haya elecciones cuanto antes.

Es distinta la posición de los nacionalistas respeto a la duración de este Gobierno. Con el PNV, Pedro Sánchez ya sentó las bases de la negociación en su reunión con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y a los pocos días el responsable autonómico de Hacienda se reunió con la ministra Montero. Es el mismo esquema que se ha seguido tras la reunión del presidente del Gobierno con Quim Torra, de ahí que este jueves el vicepresidente y conseller de Economía, Pere Aragonès, vaya a entrevistarse con Montero en Madrid, además de con la vicepresidenta, Carmen Calvo. De cómo fluya el diálogo que se ha iniciado esta semana con Cataluña va a depender, en principio, la posición de los grupos catalanes sobre las cuentas de 2019. En el Gobierno cuentan con ello y también con la complejidad de la ecuación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?