Open Arms pide a España desembarcar a la superviviente del rescate

La mujer fue rescatada por el barco español tras pasar dos días aferrada a una tabla junto a dos muertos

El jugador de baloncesto Marc Gasol a bordo del 'Austral' de Open Arms / ()

La ONG española Proactiva Open Arms ha pedido a las autoridades españolas un puerto para desembarcar a la superviviente y los cadáveres de una mujer y un niño encontrados en el Mediterráneo central, al considerar que ni Italia ni Libia son países seguros.

El fundador de Proactiva Open Arms, Oscar Camps, explicó desde el velero Astral donde se encuentra, que ayer a las 23:04 horas (21:04 GMT) Italia les asignó el puerto de Catania, en Sicilia, para desembarcar a la mujer superviviente, pero no a los cadáveres. Después de las declaraciones del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, de que el salvamento de ayer era "falso", se consideró que tampoco Italia "era un puerto seguro para salvaguardar a esta mujer", dijo Camps.

"Italia no es un puerto seguro, ni para nuestra ONG, ni para la persona que hemos rescatado. Nos vemos en la obligación de proteger a esta señora de las presiones que pueda recibir. La protegemos y la llevamos a España, es un tema de darle refugio", aseguró Camps.

El fundador de la ONG agregó que las persistentes declaraciones de Salvini de que deportará a Libia a las personas que lleguen al país, hace que Italia no sea un "país seguro". Subrayó que "esto es un delito", "es ilegal" y que Italia esta incumpliendo todas las convenciones firmadas, desde la Declaración de los Derechos Humanos a todas las convenciones del Mar. "Por todos estos motivos, hemos decidido dirigir nuestros barcos a las costas españolas", comunicó la ONG en una nota.

Salvini calificó ayer de "mentira" la denuncia de la organización humanitaria, que alertó de que los guardacostas libios habían abandonado a inmigrantes en el Mediterráneo central tras encontrar flotando sobre un bote hundido los cuerpos de un niño y de una mujer y salvar la vida de otra migrante. "Tenemos documentado todo gráficamente y seguimos las conversaciones con el mercante y la Guardia Costera (sobre el rescate de este bote) y no creo que haya mucho que decir. Las imágenes hablan por sí solas", agregó.

Camps señaló que "la barca pinchada estaba allí con las personas dentro y si viajaban 146 personas y ahora no estaban, pues quiere decir que estos se les habían olvidado".

Mientras tanto, la superviviente, que se llama Josefa y procede de Camerún se recupera de la grave hipotermia que sufría y va mejorando, después de haber pasado 48 horas en el mar aferrada a un tablón de madera.

Camps explicó que está en manos de los médicos del barco y que sigue aún en estado de shock por lo que han preferido que se vaya recuperando antes de preguntarla sobre lo ocurrido o informarla de la muerte de la otra mujer y del niño, ya que se desconoce si podrían ser familiares.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?