¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Tour ya se ha jugado entre compañeros de equipo

  • Aprovechamos el día de descanso para repasar las veces que una ronda gala se la han disputado dos compañeros de equipo
  • Thomas y Froome no son los primeros, y este hecho, aunque inusual, ha dado lugar a grandes episodios de polémica

Froome y Thomas, durante una rueda de prensa dada en el segundo día de descanso / ()

El ciclismo siempre se ha considerado (mayoritariamente) un deporte individual, aunque es obvio que los equipos, sobre todo en los últimos tiempos, han tenido siempre un protagonismo en la carrera y siempre se ha visto a una serie de corredores trabajar para un teórico 'jefe de filas' de una manera u otra.

El problema ha surgido cuando en grandes equipos coinciden dos grandísimos corredores y uno de ellos se muestra igual o más fuerte que su teórico líder. Cuando esto ocurre, mucha gente especula con que si ese corredor va a intentar disputar la ronda gala a su jefe de filas. 

Es lo que está pasando este año con Thomas y Froome. El cuatro veces campeón del Tour viene del Giro, y aunque va segundo en la general, su gregario se está mostrando 'respondón' y a falta de una semana va líder de la general. Y de momento con solvencia. Eso sí, no es la primera vez que esto ocurre en la ronda gala.

Froome y Thomas, durante la carrera / BENOIT TESSIER (REUTERS)

El Tour 2012, en el recuerdo

El Sky ya ha vivió una situación similar en el Tour de Francia 2012. Después de la Vuelta de 2011, en la que Froome acabaría disputando la general por delante de su jefe Wiggins. La ronda gala del año siguiente presentaba la duda de si pasaría lo mismo en esa edición. Wiggins ganó el Tour, pero Froome dejó patente su superioridad, sobre todo en la montaña, donde sacó de rueda en varias ocasiones a su jefe de filas. 

Se dice que finalmente Froome solo aceptó no atacar a su 'líder' y disputarle el Tour cuando le ofrecieron la misma prima que a Wiggins por ganarlo. De una forma u otra, la superioridad del actual defensor del título acabó con el ciclista británico, que se retiró de la carretera en 2015 después de que su equipo no le dejara correr la Grande Boucle en los años siguientes.

El Contador-Armstrong, lleno de polémica

Otro de los episodios más comentados de la historia reciente del ciclismo fue la disputa entre Alberto Contador y Lance Armstrong en el Tour de Francia 2009. El campeón norteamericano volvía al ciclismo profesional tras tres años alejado de las carreteras y lo hacía de la mano de su antiguo director Johan Bruynel.

En ese momento, el Astaná, equipo donde correría Armstrong, era el mejor equipo del panorama ciclista, y contaba en sus filas con Alberto Contador, ganador de la ronda gala en 2007 y del Giro y  la Vuelta en 2008 (precisamente contra un compañero, Leipheimer). Rápidamente se dispararon las dudas sobre quien sería el jefe de filas en la ronda francesa, aunque muchos dudaban del nivel del americano tras tanto tiempo alejado del profesionalismo.

Contador como ganador del tour 2009, con Armstrong, tercero, al lado / Getty Images

La situación explotó en Francia. La edición de 2009 tuvo halagos previos y choques de manos entre ambos ciclistas pero en carrera se hizo patente la tensión que existía. Armstrong mandaba a los suyos tirar en carrera con Alberto detrás (con lo que le metía tiempo) y a veces delante, movimientos muy criticados. El propio Lance reconocía que había tensión con Contador.

Eso sí, el Tour no tuvo mucha historia. Contador fue superior a todos y Armstrong se tuvo que conformar con el tercer puesto en París antes de dejar el ciclismo definitivamente dos años después.

Los Riis vs Ullrich y Lemond vs Hinault

Hay más antecedentes. En el Tour de 1995, Bjarne Riis se imponía a su compañero del Telekom, un jovencísimo Ullrich, que quedaba segundo tras ayudar a su jefe de filas a destronar a Miguel Indurain cinco años después. al año siguiente el equipo empezaba con dudas sobre quién era el líder, pero la carrera puso a cada uno en su sitio. El alemán se hizo con su primer Tour de Francia (y último) mientras que el danés acababa en una lejana séptima posición y a más de 26 minutos del líder.

Probablemente el conflicto más famoso de la historia del ciclismo ocurrió entre Lemond e Hinault. El francés había ganado el Tour de 1985 con la ayuda de Lemond, con quien compartía equipo en La Vie Claire. Se dice que en ese mismo Tour mandaron parar a Lemond para esperar al francés cuando este iba mucho más atrás de lo que parecía, y que casi llegan a las manos después.

Después de ganar su quinto Tour, el 'Caimán' prometió públicamente que ayudaría al americano a ganar el Tour, pero en 1986 las cosas no fueron como parecían. 

Hinault, que tenía un hambre voraz, vio muy cerca la posibilidad de ganar su sexto Tour (un récord entonces) y atacó a Lemond una y otra vez. La tensión y la polémica crecía y el equipo se escindió en dos. Se dice que el americano dormía con la bicicleta en la habitación por miedo a que alguien se la estropeara. Al final ambos ciclistas firmaron la paz (aparentemente) en Alpe d´Huez al entrar en la meta cogidos de la manos, en una de las escenas más famosas del Tour. Hinault aprovechó para quedar como un señor y se retiró al año siguiente asumiendo la superioridad del americano.

Lemond e Hinault entran abrazados en meta en uno de los momentos más memorables de la historia del Tour / Getty Images

Este año Thomas ha entrado solito en Alpe d´Huez. Y el primero. Veremos como transcurre la última semana de carrera, pero de momento parece que un nuevo duelo entre compañeros de equipo está servido. Como gestione la dirección del equipo y Froome la carrera, lo veremos durante la tercera semana del tour. Hasta entonces, habrá que esperar.

 

Noticias relacionadas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?