El chef escocés Jock Zonfrillo gana el Basque Culinary World Prize 2018

El jurado del llamado 'Nobel de la cocina' premia su defensa de la tradición culinaria de los aborígenes de Australia

Jock Zonfrillo recibirá 100.000 euros para destinar a un proyecto de su elección que exprese el poder transformador de la cocina. /

El chef Jock Zonfrillo ha sido proclamado ganador del Basque Culinary World Prize 2018 por su labor en la defensa de la cultura de los pueblos nativos de Australia y por su trabajo para salvaguardar la tradición culinaria aborigen. El premio está dotado con 100.000 euros que Zonfrillo podrá destinar a un proyecto de su elección "que exprese el poder transformador de la cocina".

Según la información facilitada por la organización, Jock Zonfrillo se instaló en Australia en 2000 y desde entonces ha visitado cientos de comunidades remotas para entender los orígenes de sus ingredientes y su significado cultural. El chef muestra parte de esa riqueza en la carta de su restaurante Orana de Adelaida y ha acercado las tradiciones culturales aborígenes a un público más amplio a través de programas como Nomad Chef (disponible en Amazon Video).

Tras conocer la decisión del jurado, Zonfrillo ha declarado que se trataba de "un honor" y ha querido agradecer su trabajo a todos los trabajadores de su restaurante, a toda la plantilla de la Fundación Orana, a los investigadores y consultores y, "en especial, a todos los aborígenes australianos" que en los últimos años han decidido compartir con él parte de su tiempo y de sus conocimientos.

El chef escocés ha explicado que trabajando con las comunidades aborígenes ha aprendido que "hay que dar más de lo que se recibe" y ha reivindicado la importancia de su cultura y sus 60.000 años de historia. "Los primeros australianos son los verdaderos cocineros e 'inventores de comida' de estas tierras, y es inaceptable excluirlos de nuestra historia y, específicamente, de nuestra cultura culinaria. Creo que el mundo de la gastronomía está comprometido con impulsar cambios y, aunque nunca hablo en nombre de los aborígenes, creo que podemos remar todos en la misma dirección y conseguir cambios positivos para ellos”.

Jock Zonfrillo se ha impuesto al resto de finalistas seleccionados, entre los que figuraba el español Marc Puig-Pey. El jurado que lo ha elegido hoy mismo en Módena está formado formado por algunos de los chefs más influyentes del mundo —Joan Roca, Massimo Bottura, Gastón Acurio, Dominique Crenn, Yoshihiro Narisawa, Enrique Olvera, Mauro Colagreco, Andoni Luis Aduriz y Manu Buffara (Brasil)— y también por expertas internacionales en diferentes disciplinas, como la escritora norteamericana Ruth Reichl, la historiadora gastronómica británica Bee Wilson, la diseñadora británica Isle Crawford y la ganadora del Basque Culinary World Prize 2017, Leonor Espinosa.

Joan Roca, el presidente del jurado, ha destacado que "desde una perspectiva abocada al intercambio y a la investigación, este escocés le ha venido enseñando al mundo, el potencial culinario de una herencia a la que durante mucho tiempo se le ha dado la espalda". El chef de El Celler de Can Roca también ha descrito el trabajo de Zonfrillo como "inspirador y multiplicador", motivos por los que "el jurado le ha elegido de forma unánime".

El Basque Culinary World Prize es un premio otorgado por el Gobierno Vasco y por el Basque Culinary Center. La presente edición del premio ha contado con 140 nominaciones (104 hombres y 36 mujeres) procedentes de 42 países.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?