¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las 'Google Glass' pueden ayudar a los niños con autismo a leer expresiones faciales

Un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) ha demostrado que les ayuda a comprender las emociones transmitidas en las expresiones faciales de las personas

Imagen de una usuaria con unas "Google Glass". /

Los niños con autismo pueden mejorar sus habilidades sociales al usar una aplicación de 'smartphone' emparejada con las 'Google Glass' ya que les ayuda a comprender las emociones transmitidas en las expresiones faciales de las personas, ha mostrado un estudio piloto realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford (Estados Unidos).

La terapia, publicada en la revista 'npj Digital Medicine', usa una aplicación diseñada por los investigadores estadounidenses Stanford que brinda información en tiempo real sobre las expresiones faciales de otras personas a un niño que usa 'Google Glass'.

El dispositivo consiste en un marco similar a gafas equipado con una cámara para registrar el campo de visión del usuario, así como una pantalla pequeña y un altavoz para brindarle al usuario visual y audio información. A medida que el niño interactúa con los demás, la aplicación identifica y nombra sus emociones a través del altavoz o la pantalla de 'Google Glass'.

En la herramienta se usa el aprendizaje automático para reconocer ocho expresiones faciales centrales: felicidad, tristeza, enojo, disgusto, sorpresa, miedo, neutralidad y desprecio. Normalmente, los niños en desarrollo aprenden a reconocer las emociones al relacionarse con las personas que los rodean, si bien este aprendizaje no lo suelen hacer sin ayuda los niños con autismo.

En el estudio, 14 familias, con un hijo autista de entre 3 y 17 años, probaron la herramienta durante unas 10 semanas. Las familias usaron la terapia durante al menos tres sesiones de 20 minutos por semana. Al comienzo y al final del estudio, los padres completaron cuestionarios para proporcionar información detallada sobre las habilidades sociales de sus hijos.

Los investigadores diseñaron tres formas de utilizar el programa de reconocimiento facial: en el 'juego libre', los niños usan 'Google Glass' mientras interactúan o juegan con sus familias y el 'software' proporcionaba al usuario una señal visual o auditiva cada vez que reconocía una emoción en la cara de alguien en el campo de visión; en el juego de 'adivinar mi emoción', en el que padre hacía una expresión facial correspondiente a una de las ocho emociones centrales y el niño trataba de identificarlo; y el de 'capturar la sonrisa', en el que los niños le daban a otra persona pistas sobre la emoción que quierían provocar, hasta que la otra persona la realizase.

Al finalizar el estudio, las familias dijeron a los investigadores que el sistema era atractivo, útil y divertido y que los niños habían tenido más contacto visual con ellos, incluso semanas después de haber usado la herramienta. Asimismo, las familias cuyos hijos tenían autismo más severo tenían más probabilidades de elegir los modos de juego en lugar del juego libre, informaron los investigadores.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?