Estudio percepción

Ver cachorros reduce el apetito por la carne, especialmente en las mujeres

Los investigadores primero presentaron a los participantes una imagen de un plato de carne cocinada emparejada con una imagen de un animal familiar (ternero o toro) o animal exótico (canguro adulto o bebé)

Imagen de un cachorro. / ()

Ver cachorros de cualquier animal reduce el apetito de las personas por la carne, especialmente las mujeres, según han evidenciado un equipo de psicólogos de la University College London (Reino Unido) en un trabajo publicado en la revista 'Anthrozoos'.

A juicio de los expertos, el hecho de que las mujeres sean las que menos apetito tengan cuando ven un cachorro puede explicarse en le hecho de que ellas suelen asumir el papel de cuidadoras y suelen tener una mayor sintonía y, por ende, empatía hacia los bebés.

Además, la carne se asocia con la masculinidad y se suele asociar su consumo a la intención de aumentar la masa muscular, mientras que las mujeres tienen una actitud mucho más ambivalente hacia la carne y su identidad no está ligada a ella de la misma manera.

Para llevar a cabo el trabajo, los investigadores primero presentaron a los participantes una imagen de un plato de carne cocinada emparejada con una imagen de un animal familiar (ternero o toro) o animal exótico (canguro adulto o bebé). A los participantes se les dijo que la carne provenía del animal representado.

"Encontramos que los hombres y las mujeres diferían en lo apetitosos que consideraban los platos de carne cuando la carne se combinaba con una imagen de un animal pequeño, teniendo un apetito de carne mucho menor las mujeres que el de los hombres, independientemente de si la carne era de origen familiar o exótico", han explicado los expertos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?