Últimas noticias Hemeroteca

Comprar tu coche antes del 1 de septiembre te puede salir mucho más barato

La implantación del sistema WLTP obliga a los concesionarios a rebajar el precio de sus vehículos

A partir del 1 de septiembre de 2018, todos los coches vendidos en España deberán estar homologados por el ciclo de consumo y emisiones WLTP. Se trata de un nuevo protocolo impuesto por la Unión Europea que medirá el consumo y las emisiones de los coches. La entrada en vigor de este sistema acelera la venta del automóvil en este mes de agosto gracias a la rebaja de los precio.

El principal objetivo del WLTP es que el resultado de los test que tienen que superar los vehículos se asemejen más a la realidad. De esta manera, los usuarios conocerán el consumo real del coche que van a comprar y también se tendrá en cuenta los niveles de CO2 para conseguir una igualdad de condiciones en el mercado automovilístico a nivel mundial.

¿Qué es lo que va a pasar? La implantación de este sistema hará que algunos modelos desaparezcan de sus catálogos. Y es que a partir del 1 de septiembre solo se podrán matricular los vehículos con el nuevo ciclo WLTP, salvo el 10% del volumen anual que la legislación concede a cada marca para la venta de automóviles con la antigua homologación.

El consumidor será el gran beneficiado de estos cambios ya que las marcas de coches tienen que deshacerse de los automóviles que van a quedarse "obsoletos" a primeros de septiembre. Un sinónimo de gangas para aquel que esté pensando en hacerse con un nuevo coche.

La prioridad de los concesionarios será la de vender cuanto antes aquellos coches que tengan la antigua homologación NEDC (esta es la que va a ser sustituida por el WLTP) con una "política comercial más agresiva". Si estos coches no consiguen ser vendidos antes de la fecha marcada, deberán ser automatriculados para su posterior venta como coches de Kilómetro 0, algo que ya de por si rebajará su precio. De hecho, son las propias marcas las que están facilitando ayudas financieras extraordinarias.

Los vehículos más caros sufrirán una rebaja más sustanciosa. Un buen momento para el comprador si quiere optar a un coche de gama más alta, aunque todo indica que estos automóviles serán los que se reserven para ese cupo del 10% como tolerancia para las actuales homologaciones NEDC.

Los coches híbridos no se libran de la criba. Para que estos coches puedan beneficiarse de todas las ventajas propias de los eléctricos puros, su autonomía con cero emisiones debe ser como mínimo de 40 kilómetros. Si esto ocurre, el vehículo tendrá la etiqueta 0 o la etiqueta Eco.

Además, algunos modelos como el Audi SQ5, el BMW M, el Peugeot 308 GTI o el BMW 760 van a dejar de fabricarse. Una oportunidad más para hacerse con estas marcas antes del cese de la fabricación de estas variantes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?