¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Falta de suministro de un fármaco fundamental para tratar arritmias cardíacas

  • Según ha sabido la SER, los comprimidos de Apocard -del que dependen unas 400.000 personas en España- sólo están disponibles desde mediados de julio en las farmacias de 2 provincias
  • La Sociedad Española de Cardiología confirma el desabastecimiento y alerta de que "puede provocar complicaciones graves"

Prácticamente todas las farmacias de España están desabastecidas de un medicamento fundamental contra las arritmias del corazón, que además es difícilmente sustituible. El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos confirma a la SER faltas en el suministro de Apocard, así se llama este fármaco, al menos desde el 16 de julio, según su registro semanal con datos de 5.400 farmacias de todo el territorio nacional. En la última semana en la que figuran registros, en todas las provincias salvo en dos faltaban estas pastillas en su caja de 60 comprimidos.

La Sociedad Española de Cardiología estima que unas "300.000 o 400.000 personas consumen este fármaco". Entre ellos está Antonio Muñoz Moya, madrileño de 68 años que necesita tomar Apocard dos veces al día. "Fui a mi farmacia habitual y no lo tenían. Hicieron las llamadas a los proveedores para pedirles y les dijeron que llevan sin el medicamento unos dos meses. Les piden el genérico, Flecainida, y les responden igual. Recorro dos farmacias más en Rivas Vaciamadrid con igual resultado. Voy a mi médico de cabecera, se lo cuento y me dice que es un problema cambiar esta medicación a personas mayores porque casi no hay sustitución".

Antonio ha reclamado ante la Comunidad de Madrid y ante el Ministerio de Sanidad -quien le ha contestado que el problema de suministro solo figura desde abril en "la solución inyectable de uso hospitalario", no en las pastillas-.

Esta redacción se ha puesto en contacto con el laboratorio que produce Apocard y reconocen que el fármaco ha tenido un retraso en la fabricación que impedirá que -al menos hasta la semana que viene- vuelva a distribuirse con normalidad. También con la farmacéutica encargada del genérico que habla de que están sin stock de pastillas de forma puntual.  

¿Qué riesgos se corren?

A pesar del temor de los afectados, "me puedo morir, me pueden dar palpitaciones y taquicardias, me tendrían que llevar al hospital y si allí tampoco tienen Apocard ni Flecainida no sé qué me van a dar" cuenta Antonio, los expertos reducen esos temores y dejan claro que hay alternativas. 

"Todos los fármacos anti arrítmicos son fármacos potencialmente peligrosos y con efectos adversos que pueden ser graves" explica el Dr. Guerra, presidente de la Sección de Electrofisiología y Arritmias de la Sociedad Española de Cardiología que admite un "desabastecimiento claro".

Esto quiere decir que cualquier modificación en el tratamiento no la puede realizar nadie que no sea "un especialista familiarizado con su uso" y que de los 400.000 consumidores de Apocard estimados, "un 10% pueden tener arritmia al dejar de consumirlo. Puede ser muy sintomático, les puede obligar a ir a Urgencias y en pacientes específicos y bajo determinadas circunstancias pueden provocar complicaciones graves". 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?