¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Despídete de las bombillas de toda la vida: a partir de septiembre estará prohibida su fabricación

La luz LED será la encargada en sustituir a las bombillas halógenas

A partir del 1 de septiembre, estará prohibido fabricar bombillas halógenas y serán sustituidas por las lámparas LED. Esta restricción viene de una normativa del Parlamento Europeo y el 54% de los consumidores lo desconocen.

Progresivamente, y desde 2009, se van sustituyendo las luces halógenas por las LED gracias a una medida que nació con la idea de poner fin a las fuentes de luz ineficientes. Ahora, y a partir de primeros de septiembre de este año, un reglamento impedirá vender estas bombillas que nos han acompañado toda una vida. Aunque eso sí, aún podremos encontrar este producto en aquellas tiendas que lo tengan como excedente.

Esta normativa del Parlamento Europeo impulsa el uso de las nuevas fuentes de iluminación siguiendo el protocolo de Kioto, que en 2005 estableció medidas para evitar las emisiones de gases.

La mutación del halógeno al LED, como ya hemos comentado, no es nueva pero es ahora cuando se tomarán las medidas más estrictas. Sin embargo, y desde un estudio de Ledvance, solo un 67% de los consumidores ha ido hablar de este cambio.

Las ventajas de la luz LED

La durabilidad y el ahorro energético son las principales ventajas que tiene la luz LED, pero es el consumo lo que realmente sobresale entre sus virtudes. Consumen un 90% menos de lo que lo hacen las bombillas que hemos tenido hasta ahora.

Una luz halógena consume 60 watios frente a los 8 watios de la lámpara LED. De este modo, el consumidor se despide de la calificación energética que oscila entre la etiqueta F y C para aferrarse a la A y B. A estas ventajas se suman otras como que este tipo de bombillas se pueden apagar solas con la luz natural, con la presencia o con la voz, así como corregir los deslumbramientos, los reflejos o el calor de las lámparas.

Las nuevas bombillas LED se pueden utilizar como reemplazo directo de las antiguas bombillas gracias a la última tecnología de filamentos. Además, el precio de éstas es muy asequible al bolsillo del consumidor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?