Últimas noticias Hemeroteca

La última fiebre 'hipster': ¿De verdad esta es la mejor forma de escuchar música?

El fetichismo que rodea al vinilo hace que vuelva a incrementar su número de ventas en España

Un ritual. Así lo definen los amantes del vinilo a la ceremonia que tienen que hacer cada vez que quieren escuchar un LP en su tocadiscos. Los pasos son: elegir un disco de tu colección, abrir la carpeta -o 'artwork' como lo conocen fuera de España- y colocarlo en el plato. Sin embargo, muchos siguen preguntándose qué formato es el mejor para escuchar música. Hemos hablado con varios expertos que llevan décadas dedicándose a la venta de este producto y lo tienen claro. 

La pregunta del millón: ¿qué se escucha mejor, el CD o el vinilo?

Tres vertientes diferentes nos dan su opinión: una tienda de discos con más de cuatro décadas dedicándose al sector, una consagrada tienda de Barcelona, una feria de música que se dedica a reivindicar el papel de las tiendas y del formato físico como forma de consumo de música y unos grandes almacenes archiconocidos por su gran catálogo cultural.

En una calle casi escondida entre la plaza de Callao y la puerta del Sol de Madrid se encuentra Escridiscos. Allí nos recibe Alberto Real, que junto a su hermano cogieron las riendas hace cuatro años de este establecimiento que abrió Pepe Escribano allá por el 1977. Un total de 41 años en los que han visto toda la evolución que ha vivido el sector de la música y del formato físico. "El CD parece ser que tiene un sonido más espectacular, tiene más dinámica y es más limpio, pero cuando prensan un vinilo o cuando fabrican un master tiene un ligero retraso de la onda que hace que eso sea más parecido a como el oído humano percibe el sonido. Es más natural el sonido del vinilo", explica Alberto.

Un vinilo sonando / Getty Images

A pocos metros está la Fnac. "El CD suena de maravilla, el vinilo también; los archivos digitales lo mismo", subraya Ignacio Portela, Comprador de Música en el Departamento de Entretenimiento y nos invita a comparar los diferentes formatos. "Deberíamos partir de la base de que el vinilo es el único de los tres que 'no inventa'. No necesita, como en el CD codificar en una fina capa de aluminio ningún código informático que luego es procesado y decodificado para convertirlo en la señal eléctrica que llega al amplificador. Tampoco, como en el mp3", continúa.

Una llamada telefónica nos pone en contacto con Carlos Pascual, director de Record Store Day España y dueño de la tienda Revolver Records que tiene sede en Barcelona y desde 2011 organiza una de las ferias del disco más importantes a nivel nacional. Pascual asegura que el vinilo "tiene una calidez que no tiene el sonido digital". "El CD es mucho más frío. El sonido analógico tiene esa calidez, esa proximidad, sentir la música más real", señala.

El valor añadido: el fetichismo que rodea al vinilo

Pero no solo es el sonido, para muchos es una pieza de coleccionista. Todos resaltan la incomparable presentación del vinilo. "El hecho del formato, el 'artwork', las ediciones, tener un vinilo en las manos, abrir la carpeta… no se puede comparar con un CD o una descarga. El ritual de ponerlo en el plato, abrirlo cuando llegas a casa, es una cosa que los que lo hemos vivido lo entendemos perfectamente, igual las nuevas generaciones que no lo han vivido no lo perciben así", asevera el director de Record Store Day.

The New Raemon da un concierto en Revolver Records / Revolver Records

"Todo tiene su practicidad", continúa, "desde luego en el coche no te podrás pinchar un vinilo". Carlos Pascual recalca ese rito de ir a comprar, buscar el disco que quieres y hacerte tu colección. "Cada vez están saliendo ediciones limitadas en vinilo, de colores diferentes que añaden un plus de exclusividad", añade. Asimismo, la calidad va aumentando ya que ahora hay vinilos de 200 o más gramos algo que en la última época del vinilo de finales de los años 80 se había ido dejando de lado haciendo discos de muy poco gramaje y ediciones muy poco cuidadas.

"Evidentemente existe un fetichismo sobre este objeto porque es mucho más atractivo uno que otro", nos cuentan desde Escridiscos. Alberto Real apela a la nostalgia ya que "nos evoca a cuando éramos pequeños" y además destaca el papel de los vinilos de segunda mano: "En los años 60-70 se prensaban muy bien los discos y suenan de maravilla. Por ejemplo, los primeros CDs se oían muy mal porque tenían 24 bits, ahora los hacen mejor. Entre los primeros CDs, el mp3 y el vinilo, se vende mejor este último".

Durante la charla con Alberto surge la pregunta sobre si es cierto que el vinilo es para aquellos usuarios románticos y nostálgicos de mayor edad o si no es generacional. Casualmente, en ese momento, en Escridiscos hay gente muy joven mirando discos. "Hace 4 años la edad era más alta pero ahora mismo hay mucha gente que está comprando este formato independientemente de la edad. Estuvimos en el Mad Cool vendiendo y la media de edad de gente que compraba era de 40 años para abajo".

"Moda, descubrimiento, coleccionismo, fetichismo, subcultura, diferencia, romanticismo; y por supuesto negocio… De todo un poco y quizá mucho más. Lo cierto es que no es sólo una moda pasajera y revivalista. Hablamos ya del resurgimiento de este soporte, que tras unas vacaciones de casi dos décadas, ha regresado hasta este siglo para quedarse", afirma Portela.

La vuelta del vinilo

Cada vez son más los melómanos que disfrutan con la vuelta del elepé. Así lo dice un estudio del Global Music Report (GMR, Informe mundial de la música) de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) que refleja que en España este formato alcanzó en 2017 las 700.000 ventas, un incremento del 46% respecto a la cifra del año anterior. Otro estudio de BuzzAngle calculó que las ventas a nivel global se incrementaron en un 20,1% en 2017.

Es muy difícil cuantificar el número de ventas totales de estos álbumes por la gran variedad de puntos en los que los compradores pueden adquirirlos. Pueden hacerlo además de en tiendas físicas, en otras de segunda mano, en ferias, mercadillos, en pequeñas discografías e incluso en plataformas 'online'.

Comprando en una tienda de discos / Getty Images

Este incremento en la compra del mítico plástico redondo choca en comparación con la paulatina decadencia que está sufriendo el CD. Cada vez disponemos de más música. Podemos tener al alcance de un 'click' la canción que queramos, y hasta en nuestro bolsillo entra toda la colección que antes nos ocupaba estanterías enteras. Parte de la "culpa" la tienen plataformas de 'streaming' como Spotify, que además de cómodo en muchas ocasiones es gratis. Así como los teléfonos móviles que cada vez nos facilitan más las cosas, hasta nos hemos olvidado del mp3 que tuvo su auge hace una década.

El vinilo se ha convertido en la piedra de salvación de lo que es el negocio de la venta de discos, la cual ha pasado una época muy difícil por la piratería, incluso llegó a hacer desaparecer muchas de estas empresas. Sin embargo, el resurgir de éste en los últimos años ha permitido que las tiendas aguanten y es algo que se nota a simple vista. Cada vez nos encontramos con más tiendas especializadas en la venta de estos LP y en las zonas musicales de los centros comerciales cada vez hay más espacio para el vinilo.

Un ejemplo es Escridiscos. El local, que inicialmente se abrió en el barrio de Argüelles se trasladó a 20 metros de su actual localización en los años 80 y ahí estuvo hasta el 2005. "La tienda acabó teniendo todo CDs. El formato ganó el terreno al vinilo y esos fueron los años donde más imperaba la venta del CD. Ya en la actual localización, y ahora como se concibe la música, para nosotros el CD es importante pero pasa a ser un 10% en espacio y facturación", explica Alberto Real mientras confirma que el vinilo es el gran sustento de su negocio.

El rito de la búsqueda / Getty Images

Por su parte, Fnac ha visto cómo poco a poco su catálogo de este formato ha ido superando las 20.000 referencias. Ignacio Portela detalla que "una quinta parte de la venta de música es en vinilo". "Nuestras zonas para él han ido creciendo, poco a poco ocupan una extensión en alguna de nuestras tiendas de casi el 50% de la superficie total destinada a la música y más de una cuarta parte de las novedades aparecen también en este mismo formato (…) En los últimos años la venta de discos de vinilo ha crecido sin parar", puntualiza.

Otro caso es el de Carlos Pascual, director de Record Store Day España y dueño de Revolver Records, quien desde 2011 organiza una feria para reivindicar el papel de las tiendas y del formato físico como forma de consumo de música: "Desde los últimos cuatro o cinco años ha habido una subida significativa de venta". "Sí que es verdad que cada año el día del Record Store Day nos encontramos con que hay más colas a la apertura de las tiendas, hay muchísimo más volumen de venta, la gente lo conoce más. En general ha ido incrementándose un montón para ser este el día de mayor venta y facturación en las tiendas de discos. Incluso más que Navidad o Reyes", asegura Carlos. 

Las reediciones son lo más vendido

'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band' de The Beatles es uno de los títulos más vendidos. Cada vez son más las discografías que vuelven a reeditar trabajos históricos en vinilo que o bien porque en la época ya no se planchaba vinilo o porque ya estaban descatalogadas. No obstante, pocos son las nuevas grabaciones que no están en este soporte.

El vinilo de 'Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band' de The Beatles / Getty Images

Estas tiendas nos destacan álbumes como el primer proyecto de Ramones 'Unknown Pleasure' de Joy Division, o los elepés de Pink Floyd, Led Zeppelin o Motörhead. Cercioran que los discos que se publican en el mismo año no se venden tanto como las reediciones o de algunos recientes como los de Oasis o Tame Impala.

Alberto Real explica que en las tiendas independientes intentan tener "una selección" y que cada una tiene su "idiosincrasia y personalidad". Jugando con el gusto personal del dueño del establecimiento de los usuarios apuestan por grupos que "nadie conoce". "El 90% de los discos que tienes aquí no lo vas a encontrar en tiendas como esta", resaltan en Escridiscos.

En Fnac más de una cuarta parte de las novedades aparecen también en vinilo. "En cuanto a las reediciones este soporte es la justificación perfecta para rescatar este tipo de lanzamientos. Se reedita todo: discografías completas de artistas y grupos del pop y sus derivados de todos los tiempos, internacionales y locales, oldies, rock clásico, jazz; y también, tímidamente por el momento, música clásica", finaliza Ignacio Portela.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?