Quedan 476.000 viviendas nuevas sin vender en España

En 2017 se frenó la reducción del stock heredado de la burbuja inmobiliaria

En España aún hay casi medio millón de viviendas nuevas sin vender. Y en 2017 el ritmo de reducción de ese stock fue menor que en años anteriores. A este ritmo, después de una década de crisis, se necesitarían aun otras tres para completar la digestión del parque inmobiliario sin demanda heredado de la crisis.

Aún quedan 476.938 viviendas nuevas sin vender. Sin estrenar, según los datos del Ministerio de Fomento. El año pasado su número bajó en menos de 15.000. Apenas un 3%. Se vendieron más viviendas nuevas: 50.398 -siempre según los datos de Fomento- pero también se construyeron más, de forma que buena parte de lo que sale por un lado, entra por el otro.

El stock tocó techo en 2009 con 650.000 viviendas -649.780-. Desde entonces se ha reducido en -172.842 -21.000 al año- lo que quiere decir que ese ritmo se frenó el año pasado. A este paso se tardarían 32 años en eliminar el stock -siempre teniendo en cuenta que la estadística de Fomento mide sólo el generado a partir de 2004-.

Hay zonas en que el problema se ha superado ya. En Navarra, Cantabria y Extremadura no hay stock desde 2016. Pero en otras sigue pesando con fuerza: Ronda las 40.000 viviendas en Madrid, Barcelona y Valencia. Las 90.000 en el conjunto de la comunidad valenciana. Y hay provincias donde es menor, pero ha vuelto a aumentar el año pasado: Santa Cruz de Tenerife y burgos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?