Los amantes del vino blanco reivindican su 'emoji' en WhatsApp

Algunos expertos en vino demandan también un emoji para el sacacorchos o para el 'winelover'

Logo de la campaña por el 'emoji' del vino blanco. /

La bodega californiana Kendall Jackson (KJ) ha puesto en marcha una campaña mundial en favor de un nuevo emoji: el de la copa de vino blanco. El primer paso fue presentarle una propuesta a Unicode, la organización que regula este abecedario de símbolos con los que millones de personas se comunican ya a través de redes sociales y aplicaciones de mensajería como Twitter o WhatsApp.

El objetivo de KJ es que, tal y como sucedió con la paella valenciana, los amantes del vino puedan referirse a su bebida preferida con un simple simbolito y el primer paso ya está dado porque Unicode ha aceptado su detallada demanda [PDF en inglés] ¡de 15 páginas! Un informe en el que exponen argumentos como el creciente interés en el vino blanco y, en concreto, por variedades como la chardonnay.

Según la bodega californiana, el tinto sigue siendo el gran icono del vino, pero su análisis indica que tanto en Google, como YouTube o Instagram, la distancia entre el tinto y el blanco es cada vez más corta. ¡Incluso demuestran que hay gente que utiliza la etiqueta #whitewineemoji como sustitutivo de este símbolo, aún inexistente!

En España, apoyo unánime

A la espera de lo que decida Unicode, Kendall Jackson se ha propuesto "hacer ruido" por todo el mundo y, en España, según las fuentes consultadas por la Cadena SER, no les va a faltar apoyo. Gustavo Palomo, sumiller de Vinalia Canarias, asegura que solo usa emojis básicos —"el del mono, el corazón o la risa"—, pero está 100 % a favor de esta campaña (el 65 % de la uva que se cultiva en Lanzarote, donde reside, es una variedad blanca: la malvasía) y, de hecho, reivindica también un emoji de uva blanca y otro que represente a los camareros y a los sumilleres.

El gallego Eduardo Camiña, sumiller de Mugaritz, suscribe todas las peticiones de su colega, pero propone crear también un emoji de la barrica, "la relación más directa con el vino". Y Santi Rivas, líder del irreverente Colectivo Decantado, tampoco duda: "Estoy muy a tope con cualquier inclusión de un wine emoji".

Rivas tiene una forma muy peculiar de expresarse.  Provoca sonrisas y, al mismo tiempo, reparte a diestro y siniestro. En su opinión también deberían crearse los emojis del sacacorchos, del vino natural ("una botella disfrazada de Tarzán sería la hostia"), de la contaminación por corcho ("un corcho con las siglas TCA"), del winelover ("señor con gafas bebiendo") o del vino de Jerez ("catavinos").

Pero su mayor deseo es el de un emoji "de copa cobrada a precio de botella en Telva place". Un concepto que, para todos aquellos que no sigan sus Instacatas, requiere explicación, claro: "Telva place es aquel restaurante muy bonito con comida y bebida fake. Amazónico sería un ejemplo. Pero también hay Telva wines, como Habla y otras mediocridades de bonito aspecto y anodino sabor".

La sumiller Meritxell Falgueras, autora de Los vinos de tu vida o Qué beber cuando no bebes, se declara fan del emoji del brindis y también se suma a la idea del emoji del sacacorchos, pero apunta que no estaría de más añadir alguno más de bebidas sin alcohol. Y Victoria Díez, de la agencia 10vcomunicación, especializada en vino, pide también un emoji para los rosados.

Algunos blancos que hay que probar

Pero, con emoji o sin él, los amantes del vino no pueden dejar de hablar de los que más les han gustado últimamente y, si se trata de hacer ruido para convencer a Unicode, proponen hacerlo brindando con algunos de sus blancos preferidos.

Gustavo Palomo, elegido Mejor Sumiller de Canarias 2010 y 2013, propone dos de la Denominación de Origen Ribeiro: Bodegas Eduardo Peña, 4 variedades y Bodegas Bellori, 100 % Verdejo, 4 meses de Barrica. Eduardo Camiña, por su parte, sugiere catar el Diamante, de Bodegas Franco Españolas 1970, y también uno de Borgoña: Combettes de Domaine Leflavie 1990.

Santi Rivas asegura que el mejor blanco que ha probado este año ("y por bastante") es el portugués Luis Seabra Granito Cru Alvarinho 2015, de la DOC Vinho Verde. "¡La de mediocridad que bebo para llegar a algo asi!", apunta (haciendo amigos).

Meritxell Falgueras barre para casa: el italiano Identità, de Podere San Cristoforo (la bodega de su marido). Y Victoria Díez se confiesa cautivada por el Dominio de Tares Godello fermentado en barrica, de la Denominación de Origen Bierzo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?