VÍDEO EN DIRECTOManuela Carmena responde sobre Madrid Central

Los acercamientos etarras del PP

Los gobiernos del Partido Popular han autorizado el acercamiento de presos, el regreso de exiliados de la banda terrorista incluso en momentos en los que había asesinatos o secuestro sin resolver como el del funcionario de prisiones Ortega Lara

El expresidente del PP, Mariano Rajoy, durante su intervención en la celebración del Congreso Nacional del Partido Popular / ()

Aznar, Mayor Oreja, Acebes, Fernández Díaz, Zoido o el mismo Mariano Rajoy han permitido con distintos niveles de intensidad que los etarras fueran acercados a centros penitenciarios más próximos a sus casas.

En la última época del gobierno de Rajoy, Interior recogió una amplia información en las cáceles sobre el grado de reinserción de los reclusos y diseñó un plan para el acercamiento de etarras. El resultado de esta información está siendo ahora utilizado por el Ministerio de Interior socialista para decidir qué presos se verán favorecidos por el acercamiento.

Ya durante el secuestro del funcionario de prisiones Ortega Lara, en 1996 el entonces Gobierno popular acercó presos a las cárceles vascas. Un año más tarde, el Gobierno anunció once acercamientos a pesar de que la banda terrorista había asesinado a 7 personas durante ese periodo, al final de año de trasladaron a 35 etarras.

Cuando Aznar gobernó y vio posible un final negociado con ETA con la tregua de Lizarra de 1998, el PP hizo un movimiento inédito hasta entonces y pasó de la dureza a la tolerancia. Sentó a una delegación con los terroristas y acercó a 120 etarras a cárceles próximas a Euskadi y permitió el regreso a nuestro país de más de 300 exiliados de la banda terrorista.

Un año después, durante 1999, el Ejecutivo anuncia el acercamiento de otros 105 presos más.

Mayor Oreja, artífice de algunos de estos acercamientos reconocía su validez al asegurar literalmente “pensamos que había que crear una atmósfera, un ambiente. Se podrá pensar si fue un error o no. Tal vez fue una ingenuidad”.

Los últimos datos sobre el encarcelamiento de etarras cifra en 243 reclusos (214 hombres y 29 mujeres) en las cárceles españolas. De ellos, más de 200 estaban clasificados en primer grado penitenciario. 50 estaban recluidos en los módulos de régimen cerrado de 12 cárceles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?