Arabia Saudí crucifica a un violador y asesino condenado

En la ciudad de la Meca, esta semana, un hombre fue crucificado hasta morir, después de ser sentenciado por un tribunal por asesinar a varias personas en cuyas casas entró a robar, y violar a 2 mujeres

imagen de la cadena de tv telesur de una crucifixion en Arabia Saudí / ()

Elias Abulkalaam Jamaledden estaba acusado de entrar en la casa de una mujer de la localidad de Myanmar, y apuñalarla hasta morir, según explicó el propio ministro del interior Saudí. Se le acusó además de otro intento separado de violar a otra mujer y de matar al hombre que estaba en la vivienda, en la que también entró a robar.

En Arabia Saudí se aplica la pena de muerte de modo frecuente para un abanico de crímenes que incluye el adulterio y la apostasía además de asesinatos. Pero hacerlo crucificando a los criminales, se hace muy raramente. Las crucifixiones en Arabia Saudí incluyen colgar el cuerpo del delincuente públicamente después de la crucifixión.

La de esta semana se producía después de varias suspensiones que llevaron el caso hasta el propio Rey Salman y fue desde el propio palacio presidencial incluso con el beneplácito del príncipe heredero Mohammed bin Salman que trata de modernizar y liberalizar algunas del as políticas sociales más restrictivas del país, pero a pesar de esto, el Reino Saudí mantiene algunos de sus caracteres islámicos medievales en materia de justicia criminal.

Arabia Saudí ha ejecutado a 146 personas en 2017 según datos que facilita Amnistía Internacional en su página web. En Estados Unidos, donde también se aplica la pena de muerte en algunos estados y es 10 veces más grande que Arabia Saudí, se han ejecutado a 23 personas ese mismo año. Esta información se ha elaborado con datos facilitados por el Centro de información de la Pena de Muerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?