Últimas noticias Hemeroteca

El último maratón de España

La leyenda del fondo nacional, Jesús España, se despide del atletismo profesional con un sexto puesto en el maratón del europeo y una plata por equipos tras casi dos décadas en la élite europea

Jesús España durante el maratón del europeo /

“Me imaginaba entrar en primera posición levantando los brazos, lo más grande”. Jesús España llevaba dos meses entrenando en Soria, más solo que la una, buscando poner un broche de oro a su carrera con una medalla en el maratón del campeonato de Europa: finalmente ha sido sexto, aupando al equipo español a la medalla de plata y poniendo punto y final a dos décadas en la élite en las que ha aprendido, a base de práctica, a ganar y levantar los brazos y celebrar lo más grande.

A sus 39 años, el de Valdemoro puede decir sin sonrojarse que es uno de los mejores fondistas de la historia de nuestro país: campeón europeo de 5.000 metros en 2006 derrotando a Mo Farah, dos veces olímpico y trece veces campeón nacional en varias distancias, el ‘profe’ del fondo deja un historial incomparable sellado con el cariño y el respeto de la afición. “Por encima de los resultados está el aprecio personal por la forma de hacer las cosas, y estoy orgulloso de que la gente me tenga respeto y cariño”, explicaba en zona mixta poco antes de recoger su última medalla.

Jesús España ha terminado su carrera a punto de cumplir los 40 años, frente a la iglesia Kaiser Wilhelm siendo sexto de Europa de maratón, haciendo lo posible por luchar por las medallas y sudando sangre en la última recta para no ser adelantado por sorpresa en su fiesta de despedida: “He tenido que dejarme el alma, no tenía ni un gramo”. Precisamente el mismo método de ejecución que él aplicó durante años a tantos rivales, con una última recta que durante años fue el terror y la envidia de los fondistas europeos.

Jesús España en la media maratón del europeo de Ámsterdam en 2016 / Alberto Pozas

Nunca demasiado alejado de su Valdemoro querido, Jesús España deja escrita parte de la historia del fondo español: cinco medallas en sus doce europeos de aire libre y pista cubierta, siete mundiales y dos Juegos Olímpicos. Decidió abandonar la pista para pasarse al asfalto en el tramo final de su carrera, en lo que él mismo define como una carrera “muy corta” en la distancia de Filípides. Entre sus momentos más memorables: el oro en el europeo de Göteborg por delante del británico Mo Farah, o sus 13:04.73 minutos en los 5.000 metros que permanecen terceros en el ránking español de todos los tiempos por detrás de dos sancionados por dopaje: Alemayehu Bezabeh y Alberto García.

“Correré siempre”

Jesús España cuelga las zapatillas, aunque promete que seguirá ligado al atletismo: “Correré siempre porque me gusta, pero la alta competición se ha acabado”, explicaba después del maratón. “He tenido la suerte de despedirme en un gran campeonato y con gente grandísima”, decía a quien sus compañeros de equipo definían como el más grande.

Jesús España en una rueda de prensa en Berlín / Alberto Pozas

En su despedida, España ha querido acordarse especialmente de su familia: “Mis chicos, sin vacaciones porque su padre está preparando el europeo, y hacer un entrenamiento y decirle a mi mujer: ‘¡Olga, ya verás la que voy a hacer!”. Concluye antes de poner rumbo a su último podio internacional que “no es una cosa de Perogrullo, si no es por ellos no podría estar aquí”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?