PP y Ciudadanos "se roban" los discursos para hacerse con el centro-derecha

Ambos partidos, empatados en intención de voto según el último CIS, rivalizan por ser la única referencia del centro-derecha en España y utilizan los mismos argumentos, incluso las mismas palabras, para convencer a sus respectivos votantes.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, y Pablo Casado, presidente del PP /

Pablo Casado y Albert Rivera han emprendido una batalla dialéctica para tratar de ganarse al electorado de centro-derecha. El presidente del PP y el líder de Ciudadanos llegan incluso a repetir frases y palabras en las declaraciones que están haciendo estos días sobre Cataluña, la inmigración o la política antiterrorista. Según el barómetro del CIS correspondiente al mes de julio, ambas formaciones (a casi 10 puntos de diferencia con el PSOE) empataría en intención de voto si hoy se celebrasen elecciones. 

1.- Cataluña

El PP ha cambiado su discurso. De rechazar ampliar el 155, su nuevo presidente Pablo Casado, propone una aplicación más dura que conllevaría, entre otras cosas, el control de TV3. Es la misma petición que lleva haciendo desde hace meses el líder de Cs, Albert Rivera.

2.- Inmigración

El endurecimiento del discurso sobre la inmigración también está llevando a Casado y a Rivera a competir para abanderar el centro-derecha. Sin embargo, los dos prácticamente calcan sus argumentos arremetiendo contra la política de Pedro Sánchez. Acusan al jefe del ejecutivo de aplicar una política demagógica y buenista y le piden que actúe con coherencia y mida las consecuencias de sus acciones.

3.- Manteros

Al igual que en Cataluña, exigiendo un 155 más duro, el PP también se ha sumado a la campaña contra las mafias de manteros iniciada por Ciudadanos. Ambos partidos creen que hay que  evitar que los manteros ocupen los espacios públicos de manera ilegal,  para así garantizar la convivencia y la seguridad.

4.- Política penitenciaria

El acercamiento de presos de ETA a cárceles del País Vasco ha mostrado la coincidencia de discurso que los dos líderes mantiene en materia antiterrorista. El argumento de ambos pasa porque ese acercamiento es el pago de las deudas a los partidos vascos que ayudaron a aupar a Sánchez a la Moncloa a través de la moción de censura, que califican de vergonzante.

5.- Cargos públicos

Los nombramientos de altos cargos que ha hecho el presidente del Gobierno también han provocado la reacción de ambos partidos y de nuevo los argumentos son idénticos. Acusan a Pedro Sánchez de aplicar "el dedazo" e incorporar en organismos públicos como el CIS, la Fiscalía General del Estado o Paradores a personas afínes. De hecho, Ciudadanos solicitó a finales de julio la comparecencia en el Congreso de varios altos cargos, cosa que también ha hecho el PP pero tres semanas después.

La lista de argumentos no queda ahí: ambos partidos también rivalizan por hacerse con el discurso único en asuntos como el debate sobre el techo de gasto, RTVE o los viajes de Sánchez en el avión oficial. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?