Muere la cocinera Marisa Sánchez Echaurren, premio nacional de Gastronomía

A lo largo de su vida, convirtió un pequeño hostal familiar en una importante referencia de la gastronomía española

Imagen de la cocinera, Marisa Sánchez. /

La cocinera riojana, Marisa Sánchez Echaurren, premio nacional de Gastronomía en 1987, Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y Medalla de Oro de La Rioja ha fallecido este domingo, 19 de agosto, poco después de medianoche en el hospital San Pedro de Logroño de muerte natural, rodeada de su marido, sus hijos y nietos.

Nacida en Ezcaray en 1933, la propietaria del Hotel Echaurren de Ezcaray representa la cuarta generación de una familia que en 1898 convirtió una pequeña fonda para diligencias en un hotel y restaurante, germen de lo que hoy es el Echaurren Hotel Gastronómico.

Marisa Sánchez dio sus primeros pasos en el oficio a los 15 años, cuando tuvo que servir una boda en ausencia de sus padres. Con décadas de duro trabajo, cariño por sus clientes y la inestimable ayuda de su marido, Félix Paniego, logró convertir el hostal familiar en una referencia de la gastronomía riojana.

Sus delicadas croquetas, sus refinados guisos y sus suculentos potajes le valieron el Premio Nacional de Gastronomía al Mejor Jefe de Cocina en 1987. En 2010, ya retirada, recibió la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y un año después la Medalla de Oro de La Rioja. Sus hijos Marisa, José Felix y Francis Paniego, continúan al frente del negocio guiados por su valioso ejemplo.

Su funeral tendrá lugar en la tarde del lunes 20 de agosto en la parroquia de Santa María La Mayor de Ezcaray.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?