El sorprendente encuentro entre una ballena jorobada y un grupo de turistas

Las imágenes han dado la vuelta al mundo

El vídeo muestra el encuentro con la ballena. / YouTube

No son pocas las personas que deciden adentrarse en las profundidades del océano para disfrutar de animales que no se dejan ver en la orilla con demasiada frecuencia. Desde delfines hasta tiburones pasando por llamativos peces y gigantescos ejemplares de ballenas. Un gran número de especies que aguardan a los más valientes a cientos de metros de la superficie terrestre.

A pesar de que en el agua somos más vulnerables, muchas son las personas que reconocen que merece la pena vivir una de estas experiencias. Más aún si tienen lugar sucesos extraordinarios como el vivido recientemente por un grupo de turistas en Alaska, quienes decidieron adentrarse en el océano para disfrutar de las ballenas jorobadas.

El encuentro entre la ballena y los observadores

Los observadores, que esperaban pacientemente para ver a las ballenas frente a la costa de Pleasant Island, se encontraron con un enorme ejemplar de ballena jorobada, que emergió fuera del agua y casi cae sobre el bote. Un impulso que empapó a los asistentes, que mostraron su asombro tras ver a este animal a escasos metros de distancia.

La jorobada es una de las ballenas más grandes del reino animal. Los adultos tienen una longitud de 12 a 16 metros y cuentan con un peso aproximado de 36.000 kilogramos. A pesar de su volumen, este animal es considerado como acrobático ya que se impulsa con frecuencia sobre la superficie para golpear posteriormente contra el agua, tal y como descubrieron los observadores.   

La ballena que sorprendió al pescador

Pero esta ballena jorobada no ha sido la única que ha sorprendido al ser humano recientemente. El pasado jueves, una ballena se propulsaba a menos de dos metros de distancia de la barca del pescador Zack Fahey. El joven de 28 años, que se encontraba en New Hampshire (Estados Unidos), asegura que nunca una ballena se había aproximado tanto hasta su posición.

Fahey, que se encontraba a dos kilómetros de la orilla cuando vio por primera vez la superficie de las ballenas, decidió sacar el móvil para grabar a estos gigantescos ejemplares. Sin embargo, mientras grababa a estos ejemplares, una nueva ballena emergió del agua a escasos metros de distancia. En declaraciones a Boston News, el pescador asegura que se sintió aterrorizado. A pesar de ello, reconoce que encontrarse con este ejemplar fue espectacular.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?