La venta de coches sube casi un 49% durante el mes de agosto

Según ANFAC el último mes del verano ha cerrado con 107.692 matriculaciones

Fotos de recurso de coches, taxis, VTC, gruas, tráfico, carreteras, autovías. / ()

Este verano ha sido bueno para el sector del automóvil según han reconocido las diversas asociaciones de fabricantes. El mes de agosto ha cerrado por encima de las 107.000 matriculaciones, casi un 49% más que en el mismo mes de 2017. Esta cifra sitúa el crecimiento de los ocho primeros meses del año en el 14,6% con un total de 973.543 matriculaciones.

Sin embargo, este récord de ventas durante el último mes estival ha sido “coyuntural” y se ha debido al cambio en la normativa de mediciones de CO2 aprobada en Bruselas, según ha explicado a la Cadena SER Noemí Navas, de la asociación de fabricantes ANFAC.

El cambio en la regulación sobre la medición de emisiones de dióxido de carbono -de NEDC a WLTP- ha llevado a los fabricantes a intentar vender el máximo número posible de turismos homologados con la anterior normativa antes del 1 de septiembre, fecha en que ya no podrían ser matriculados. Estos vehículos “tenían que salir de los stocks” y eso ha generado “políticas comerciales muy beneficiosas para los consumidores”, ha indicado Navas.

Los vehículos que hasta ahora han estado saliendo de los almacenes de los fabricantes, “aunque homologados con la anterior normativa son perfectamente legales” ha afirmado Noemí Navas. Simplemente la imposibilidad de poder matricularlos en fecha posterior al 31 de agosto es lo que ha llevado a las concesionarias a poner en marcha esa enorme cantidad de ofertas y promociones que han supuesto un revulsivo para el sector.

Los fabricantes, sin embargo, esperan que durante el último tramo del año los números se corrijan y bajen las ventas. Decía Noemí Navas que esperan, eso sí, que las caídas “no sean muy pronunciadas” y acabar el año con cifras “muy positivas”.

El Gobierno amplía el plazo de correlación

La principal duda que existía con respecto a los automóviles que no siguen la nueva normativa residía en el impuesto de matriculación. Y es que, con la nueva regulación, estos vehículos registran emisiones más altas de CO2, lo que a efectos impositivos repercutiría en el consumidor.

Sin embargo, el Gobierno ya anunció un periodo de correlación entre las dos normativas hasta finales de este año y, finalmente, el pasado viernes, el ministerio de Industria anunció que se alargaría durante dos años más, por lo que no se aplicará este impacto fiscal hasta el 1 de enero de 2021.

Según Noemí Navas, esta moratoria supone establecer “una transición más moderada entre una normativa y otra”, tal y como ya estaban haciendo otros países de Europa como Austria, República Checa o Países Bajos. Aunque ha apuntado que los fabricantes continúan trabajando y se encuentran en conversación con los distintos ministerios para “buscar un cambio en la fiscalidad que unifique impuesto de matriculación e impuestos de circulación”. Algo que resultaría “mucho más positivo” en materia medioambiental “para conseguir los objetivos de mejora de la calidad del aire y de reducción de emisiones de CO2 que buscan los distintos gobiernos”, ha afirmado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?