Defensa paraliza la venta a Arabia Saudí de 400 bombas de precisión para atacar Yemen

  • El departamento que dirige Margarita Robles ha iniciado los trámites para dejar sin efecto el contrato suscrito con el exministro Pedro Morenés y devolver los 9,2 millones de euros que se han pagado por este material militar
  • El Gobierno ha confirmado punto por punto la información que desde este lunes por la tarde está contando la SER

Según ha sabido la Cadena SER, el Ministerio de Defensa ha paralizado la venta de 400 bombas de precisión láser del ejército español a Arabia Saudí para bombardear Yemen. El departamento que dirige Margarita Robles, además, ha iniciado ya los trámites para dejar sin efecto el contrato firmado entre España y Arabia Saudí en el verano de 2015 y va a devolver los 9,2 millones de euros abonados por este material que se encuentra en una base militar de Aragón a la espera de que los compradores recogieran el material bélico. Los trámites para paralizar este acuerdo se iniciaron el pasado mes de julio y los hechos han dado la razón al Gobierno de Pedro Sánchez. Solo unas semanas después, un bombardeo de Arabia Saudí en Yemen mató a 51 personas, entre ellos 40 niños. Además dejó 77 heridos.

El Gobierno, a través del Ministerio de Defensa, ha confirmado punto por punto la información que desde el lunes a las 20 horas está contando la Cadena SER. 

Operación Tormenta de la Firmeza

El contrato para la venta de estas 400 bombas de precisión a Arabia Saudí se enmarca dentro de la Operación Tormenta de la Firmeza y Devolución de la Esperanza que lidera Arabia Saudí contra los hutíes, opositores al que esta coalición de países árabes considera gobierno legítimo yemení.

La firma del acuerdo se produjo en el verano de 2015. El contrato arrancó con Pedro Morenés como Ministro de Defensa, continuó con Maria Dolores de Cospedal y ahora finaliza bajo el mandato de Margarita Robles. La petición formal de compra por parte de Arabia Saudí se hizo al amparo de la resolución 2216 de Naciones Unidas que en ningún párrafo ampara la venta de armamento militar para usar en Yemen. Las 400 bombas costaron 9,2 millones de euros que han sido pagados a plazos. Ahora el gobierno de España debe devolver el dinero íntegramente a Arabia Saudí porque el último pago se efectuó a principios de este año.

Venta de armas en la guerra de Yemen

Amnistía Internacional sitúa a España como cuarto país en la lista de mayores exportadores de armas al reino saudí. Entre los últimos contratos, el más importante fue el de cinco corbetas por 2.000 millones de euros. Con esta decisión se abre la puerta a la posibilidad de que nuestro país se sume otros como Suecia, Canadá, Finlandia, Noruega, Bélgica o Alemania que han paralizado sus exportaciones de armas a la coalición. El Parlamento Europeo ha llamado en muchas ocasiones a los estados miembros a cesar esta práctica. La última vez fue el pasado mes de noviembre y en todas ellas repite el mismo argumento: la alianza militar árabe viola los derechos humanos.

Desde el año 2015, más de 6000 civiles han muerto en la guerra civil de Yemen en la que se enfrentan el gobierno y los rebeldes huties. Distintas ONG elevan hasta los 22 millones el número de personas que necesitan asistencia humanitaria, lo que representa el 80% de la población. A ello hay que sumar los tres millones de desplazados que calculan estas ONG.

La resolución 2216 de Naciones Unidas

PEDRO JIMÉNEZ | Madrid

La resolución 2216 del Consejo de Seguridad de la ONU arranca recordando que en presidente de Yemen ha solicitado ayuda, incluida la intervención militar, para "proteger al Yemén y su pueblo de la continua agresión de los hutíes". Y exige a los hutíes, entre otras cosas, que "pongan fin al uso de la violencia, retiren sus fuerzas de todas las zonas que han tomado y pongan fin a las acciones que incumben exclusivamente al gobierno legítimo".

A pesar de ello, la respuesta de Naciones Unidas apuesta más por una solución pacífica del conflicto antes que por una violenta. El Consejo de Seguridad hace un llamamiento al diálogo para que "todas las partes yemeníes se comprometan a resolver sus diferencias mediante el diálogo y a rechazar los actos de violencia como medio para conseguir objetivos políticos". Además, decreta el embargo de armas para que las personas y entidades que determine el comité no puedan recibir "de forma directa o indirecta armamento o material conexo de cualquier tipo" y cita expresamente al expresidente de Yemén y a cabecillas de los hutíes que se han levantado contra el gobierno.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?